Doce consejos de puesta a punto de su coche para los viajes de verano

Doce consejos de puesta a punto de su coche para los viajes de verano

Ricardo Romero

30-06-2016

Si vamos a desplazarnos este verano con el coche para ir al pueblo, visitar a la familia o viajar a otro país, debemos evitar sorpresas desagradables que puedan estropearnos las vacaciones. Tan solo es necesario cumplir con cuatro reglas básicas de mantenimiento sin pasar por el taller. A continuación le explicamos unos consejos básicos de puesta a punto para que no tenga problemas.

1. Puesta a punto del nivel de aceite

Es muy importante comprobar la cantidad y calidad del lubricante ya que en invierno, a causa de las heladas, el circuito se puede haber congelado y al circular en tráfico lento el coche consume más aceite de lo normal. Para comprobarlo, debemos buscar en el libro de mantenimiento del coche donde está ubicado en el capó, el tapón del aceite. Una vez ubicado, con el motor frío y el coche en horizontal, sacaremos el tapón y limpiaremos la varilla. Volveremos a introducirla, para que se marque el nivel de aceite y volveremos a sacarla. La varilla lleva una raya de máximo y mínimo. Si vemos que ha marcado por debajo del mínimo, habrá que proceder al llenado de aceite. He iremos rellenando poco a poco a medida que comprobamos el nivel con la varilla.

2. Puesta a punto del líquido limpiaparabrisas

Si previamente no ha revisado el nivel del limpiaparabrisas, cabe la posibilidad de que se produzca un accidente por salpicaduras en la luna que impida la visibilidad, por eso es tan importante. Durante la puesta a punto, preste atención también al estado de las escobillas. Después de las heladas del invierno también es fundamental para que el sistema funcione como debe. Este proceso es muy sencillo, ya que el depósito es traslúcido y se puede ver por donde está el nivel del líquido.

3. Puesta a punto del líquido anticongelante

Para comprobar el líquido anticongelante no hace falta quitar el tapón, porque el vaso de expansión es translúcido y lleva serigrafiado las rayas de máximo y mínimo. Si el nivel del líquido marca por debajo del mínimo, habrá que echarle. Si sospecha que puede haber una fuga, lo mejor es comprar un líquido fluorescente de color amarillo. Resalta mucho en el suelo si cae por algún sitio. Y si va a viajar a zonas muy frías, compre uno que aguante temperaturas bajo cero.

4. Puesta a punto de las luces

Esta es una operación necesaria cada cierto tiempo y con el regloscopio y un destornillador corregirá cualquier defecto en unos segundos. No olvide la puesta a punto del sistema de luces ya que su seguridad en la vía depende de ello.

 5. Puesta a punto de los frenos

Basta con pisar a fondo el pedal de freno y ver si baja el nivel del vaso de expansión. Así se comprueba que el sistema conserva su presión óptima.

6. Puesta a punto de la batería

Si ve que sale líquido de la batería, debe cambiarla y revisar el alternador. Además, tiene que procurar mantener limpios los bornes y desechar la batería si alguno presenta un aspecto extraño.

7. Puesta a punto de los neumáticos

Debe comprobar tanto su estado como el equilibrado. Para valorar el grado de desgaste de las cubiertas suelen llevar indicadores en la banda de rodadura, si están a ras del testigo es hora de cambiarlos, lo mismo que si este es inferior a 1,6 mm. También debe revisar que los neumáticos no tengan cortes, abolladuras, perforaciones, ni un desgaste irregular. Si las cuatro 'gomas' no están bien equilibradas, notará ruidos, botes y que el volante vibra a velocidad media-alta. Recuerde, por último, confirmar que la presión es adecuada a lo que marca el fabricante sin olvidarse de la rueda de recambio.

8. Puesta a punto de la suspensión

Los chirridos, ruidos y el chirrido de las piezas, así como el balanceo de la carrocería en las curvas, son síntomas del mal estado de la suspensión.

9. Puesta a punto de la documentación

Siempre es obligatorio viajar con permiso de circulación en regla, el carnet de conducir, la tarjeta de la ITV y la correspondiente pegatina. Con más motivo, en vacaciones, es práctico llevar en el coche la documentación relativa al seguro del coche: póliza y/o guías de consulta rápida sobre coberturas incluidas en el seguro contratado, partes europeos de accidentes y datos de contacto como número de teléfono de asistencia del servicio de atención del seguro.

10. Puesta a punto de los elementos obligatorios

Los elementos obligatorios en el coche son los triángulos de señalización, el chaleco y la rueda de repuesto
Imprescindibles tanto para poder responder con seguridad en situaciones de emergencias, como para evitar multas o sanciones.

11. Puesta a punto de la climatización

Si durante el invierno no se ha utilizado el climatizador o en verano el aire acondicionado, es necesario, para preparar el coche para las vacaciones, comprobar su funcionamiento y carga.

12. Puesta a punto de otros factores

También es conveniente echar un vistazo a manguitos y abrazaderas por si hubiese alguna fuga; bujías, cables y filtros para posibles problemas de arranque; y si llevamos portaequipajes, mirar las fijaciones.

Estos consejos para preparar el coche para las vacaciones, incluye los puntos más prácticos y útiles para garantizar una viaje seguro y una llegada a destino vacacional feliz y tranquilo. ¿Revisará este verano el coche para que sea más seguro?

Curso relacionado: Electromecánica de Vehículos Automóviles

Profile picture for user Ricardo Romero
Ricardo Romero

Ingeniero Técnico Industrial especializado Electrónica Industrial. Técnico Superior de Electromecánica de Vehículos y técnico Hardware/Software de Sistemas Informáticos.