Ejercicios de Kegel: la clave para fortalecer el suelo pélvico

CEAC Blog

16-05-2014

Los ejercicios de kegel son contracciones musculares que consiguen fortalecer el suelo pélvico.

Es un ejercicio muy sencillo que no requiere realizar un esfuerzo importante y tiene muchos beneficios, como prevenir la incontinencia urinaria, relaciones sexuales más placenteras y facilitar un proceso de parto efectivo.

 

Todo esto es debido a que las contracciones ejercitan el músculo pubococcígeo o suelo pélvico, un tendón que se extiende desde el hueso púbico hasta el cóccix. Este tendón sostiene el útero, la vejiga y los intestinos.

¿Cómo se hacen?

Lo mejor de estos ejercicios es que puedes hacerlos sin que nadie se de cuenta:

  1. Ubica los músculos. Los músculos pélvicos son internos. Puedes reconocerlos, cuando micciones y detengas por un segundo la orina. Tu estómago y glúteos no deben contraerse, si lo haces es que estás usando otros músculos erróneos.

 

  1. Vacía tu vejiga completamente antes de iniciar los ejercicios de Kegel. De otra forma podrías causar infecciones de los riñones y la vejiga.

 

  1. Contrae los músculos. Imaginar que debemos sostener algo con la vagina ayuda a realizar mejor el ejercicio. Se repite entre 10 y 15 veces durante 3 segundos cada contracción y luego relajarlos otros 3 segundos más. Es recomendable hacer este ejercicio 3 veces al día.

 

Profile picture for user CEAC Blog
CEAC Blog