El alcoholismo, un gran reto

El alcoholismo, un gran reto

Jose Carlos Saz

23-10-2017

En el blog de esta semana, os quiero hablar de un problema de nuestra sociedad que cada vez está más presente y necesita una reflexión general: El alcoholismo. Dentro de nuestro circulo personal o laboral, seguro que todos conocéis a alguien con problemas con el alcohol.

Definición

En 1976 la Organización Mundial de la Salud definió el alcoholismo a través del síndrome de dependencia alcohólica: “un estado psíquico y habitualmente también físico resultado del consumo de alcohol, caracterizado por una conducta y otras respuestas que siempre incluyen compulsión para ingerir alcohol de manera continuada o periódica, con objeto de experimentar efectos psíquicos o para evitar las molestias producidas por su ausencia”.

En definitiva, es una enfermedad multifactorial que probablemente se debe a una alteración del funcionamiento de determinados circuitos cerebrales que intervienen en el auto-control de la conducta de ingerir bebidas alcohólicas. Si no se detiene el curso de esta enfermedad, aparecerán de manera progresiva sus consecuencias médicas, psiquiátricas y adictivas, que van a conducir al paciente a recaídas sucesivas y a que esta enfermedad se convierta en crónica.

Medidas preventivas

Los estudios científicos han confirmado que las medidas preventivas de tipo educativo o informativo son poco eficaces para prevenir el daño asociado al consumo excesivo de alcohol. Éstas, que han demostrado tener una mayor eficacia, son el aumento del precio de las bebidas alcohólicas, la reducción de los lugares y horarios de venta, la disminución de la tasa de alcoholemia para la conducción de vehículos, la mayoría de edad para el inicio de consumo de bebidas alcohólicas y la reducción de su publicidad y patrocinio.

Epidemiologia del alcoholismo

El alcohol es la droga psicoactiva de consumo más extendido en España. Un 5,3% de población general española y un 12,3% de los estudiantes de 14-18 años, presentan un consumo de riesgo (>=40gr/día en hombres y >=25gr/día en mujeres; que sería equivalente a 4 copas de vino o cerveza/día en hombres y 2 en mujeres).

Al igual que sucede para con la mayor parte de las drogas, se observa una diferencia porcentual en el consumo según el sexo, de modo que los hombres realizan una mayor ingesta de alcohol que las mujeres (83,2% vs. 66.9%).

El consumo de alcohol se inicia en nuestro país a edades tempranas, en torno a los 16,7 años de media, de modo similar a lo que sucede con el tabaco (16,3 años). De modo que son las drogas que se consumen más precozmente, con dos años de anticipación al consumo de otras drogas ilegales de uso muy extendido como por ejemplo el cannabis, que se inicia a los 18,7 años, o la cocaína a los 21 años.

Un dato preocupante, que muestran las encuestas realizadas en nuestro país, es el relativo al elevado número de intoxicaciones etílicas referidas por los jóvenes. Así, si nos referimos a la población de 15 a 34 años de edad: 2 de cada 5 hombres y 1 de cada 5 mujeres se han emborrachado en el último año.Se acostumbra a denominar consumo en atracón (binge driking) a tomar 5 o más bebidas para los hombres y 4 ó más bebidas para las mujeres en un intervalo de 2 horas.

El gasto en España

El gasto en alcohol en España es de aproximadamente 3.200 millones de euros, mientras que en tabaco el gasto es sensiblemente mayor (7.300 millones de euros). Es decir, los españoles gastan en tabaco, 2,3 veces más que en alcohol. Si se analiza el gasto por hogar, se observa como el gasto medio por hogar en alcohol es de 177€, mientras que en tabaco, cada hogar gasta de media 401€.

El estudio de la  Escuela de Administración de Empresas Business School muestra que el consumo de alcohol en España en el último año fue de 684€ por persona, un incremento de 1,30%.

Si se analiza en volumen, España ocupa la zona media a nivel mundial con un consumo de alcohol por habitante de 118 litros y un incremento del 9,43%, lo que suponen 2,27 litros de alcohol a la semana o 590 cañas de cerveza al año. Es decir, de nuevo  aumenta más el consumo en volumen que el gasto en euros.

Al analizar el dato por Comunidad Autónoma, se muestra que son vascos, catalanes y baleares los que más gastan en bebidas alcohólicas, con un consumo por persona de 80€, 77€ y 73€ respectivamente. Los que menos beben en España son extremeños, canarios y cántabros, con un consumo de alcohol por persona de 36€, 49€ y 49€ respectivamente.

En tres décadas, España siempre ha estado por encima de la media de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) en cuanto al consumo de alcohol, aunque “los niveles de consumo de alcohol en España han ido disminuyendo en los últimos 30 años” todavía estamos por encima de media porque “en 2016 en España se consumieron 9’8 litros puros de alcohol per cápita, cuando la media está en 9”.

Estamos muy lejos de los 17.5 litros de alcohol que se bebían en la década de los 80 (un descenso del 19%), pero estamos muy por encima de países como EEUU, Italia, Canadá o Brasil. En España el 20% de la población que más bebe consume el 58% de todo el alcohol.

Riesgos y daños asociados al uso de alcohol

El consumo excesivo de alcohol puede causar o exacerbar hasta 60 enfermedades diversas y además constituye un factor determinante de incidentes de violencia familiar y de género, accidentes laborales y de circulación.

Es el tercer factor de riesgo para la salud (tanto para la aparición de enfermedades como para la muerte prematura) más importante, por detrás del consumo de tabaco y la hipertensión arterial.

Las patologías que pueden tener relación con el abuso de alcohol son:

  • Músculos: miopatía aguda o crònica

  • Sistema Nervioso: polineuropatía alcohólica, neuritis óptica, encefalopatía de Wernicke, psicosis de Korsakov

  • Estómago/Esófago: gastritis crónica y aguda, reflujo gastroesofágico, pirosis y vómitos, carninoma esofágico

  • Cardiovascular: hipertensión arterial, arterioesclerosis, miocardiopatía alcohólica

  • Hígado: esteatosis hepática, hepatitis alcohólica, cirrosis alcohòlica

  • Páncreas: pancreatitis aguda y crònica

  • Intestino: deficiencias nutricionales, cuadros diarréicos y de mala absorción.

  • Genitales: disminución de la libido, impotencia, atrofia testicular, infertilidad.

El efecto de conformidad

La publicidad y la presión social, a favor del consumo de alcohol, facilitan el conocimiento del producto y la conciencia de que su consumo es normal. Esta es la estrategia mediática de las compañías alcoholeras, las cuales utilizan estrategias sofisticadas de publicidad, basadas en el aprendizaje

La elevada aceptación social, o normalización del consumo de bebidas alcohólicas, lleva a considerar beber como “normal” en determinadas situaciones y convierte en “anormal” o “raro” el no hacerlo. Que esta “normalización” opere como una presión social al consumo, es el efecto de conformidad.

Riesgos sociales

Tomar más de 5 consumiciones por ocasión aumenta la probabilidad de que una persona se vea implicada en un acontecimiento de violencia (violación, agresión, robo con lesiones, violencia doméstica, etc.), bien sea como agresor o bien como víctima. La probabilidad de agresión es 8 veces mayor en los días que el hombre ha bebido, en comparación a los que no ha tomado bebidas alcohólicas.

Entre esos riesgos, surgen los problemas familiares y laborales:

  • Problemas familiares: maltrato y abandono. El consumo de alcohol es uno de los principales factores de riesgo para la aparición del maltrato familiar. Se estima que en un 30% de los casos de violencia familiar el agresor estaba bajo los efectos del alcohol.

  • Problemas laborales: el consumo abusivo de alcohol aumenta las tasas de absentismo, bajo rendimiento y accidentes laborales.

En definitiva, como conclusión, hemos de decir que el alcoholismo es uno de los retos presentes y futuros de nuestra sociedad, ya que sus efectos sobre la persona y la sociedad son demoledores.

Para terminar, os quiero hacer una reflexión con la siguiente pregunta. ¿El alcoholismo para vosotros es un gran reto para la sociedad o es solamente un problema puntual, actual y no duradero?

Curso relacionado: FP de Grado Medio de Técnico en Auxiliar de Enfermería

Profile picture for user Jose Carlos Saz
Jose Carlos Saz

Diplomado en Enfermería por la Universidad Autónoma de Barcelona(UAB), Diplomatura de Postgrado en Enfermería Psiquiátrica y Salud Mental en UB, Diplomatura de  Postgrado en Psicogeriatría en UAB , Enfermero Especialista en Salud Mental otorgado por Ministerio de Educación, Profesor de CEAC en el área de Salud.