El Braking: ¿Otra forma de seleccionar personal?

CEAC Blog

23-05-2013

Se trata de una técnica importada, cómo no, de EEUU y Japón, consistente en convocar a un grupo de preseleccionados en la sede de la empresa ofertante para cubrir varios puestos de trabajo. Se les reúne en una sala y, a continuación, se les explica que la empresa les cede la posibilidad de escoger el puesto de la empresa en el que se sentirán más cómodos y serán más eficientes, pudiendo decidir su ocupación y la valoración económica de la misma.

Una vez explicado esto inicia una breve descripción de la primera vacante ofertada. Por ejemplo: "El primer puesto de trabajo con un salario de 700€ es en el Departamento de Administración como Operario de Reprografía. ¿A alguno de ustedes le interesa?"

Tras unos instantes y algunas dudas, varios candidatos levantan la mano mostrando su interés.

A partir de este momento, se plantean otras cuestiones como: " ¿alguien estaría tan motivado como para hacer horas extra en caso de stock?, ¿podría ceder en la compensación por trabajar en días festivos?, o ¿quizá alguien puede valorar de otra forma el salario?"

En ese momento uno de los candidatos se pronuncia: "Yo por 675€ lo haría"

"675. Muy bien, ¿a alguien más le interesa? 675 a la una..., 675 a las dos..."

Otro candidato (Andrés, 45 años, 3 hijos, el camión en el taller y muchos meses en el paro): "¡650 euros!"

El Braking se convierte en una subasta de salarios a la baja, descubriendo cada uno de los candidatos sus problemas y miserias, con la angustia de saber que se están rebajando de una manera denigrante pero con la terrible necesidad de encontrar un empleo.

Por suerte, el Braking no es realidad, sino ficción. Se trata de un cortometraje valenciano (duración de 20 minutos), del mismo nombre, "El braking" dirigido por Suso Imbernón y Vicent Gavara y producido por Terratrèmol Produccions, que obtuvo varios premios en diversos festivales españoles.

Dadas las circunstancias, esperemos que no tengamos que llegar a vivir una de estas situaciones, pero ya sabéis: la realidad siempre supera a la ficción.

Profile picture for user CEAC Blog
CEAC Blog