El esfuerzo es madre de todos los logros

CEAC Blog

10-09-2013

Hoy quiero hablar sobre el valor del esfuerzo y la falta que hace introducirlo en las aulas (y las vidas) de nuestros pequeños.

Hoy en día las palabras “fracaso”, “sacrificio”, “tenacidad” parece que han desaparecido del vocabulario educativo. Parece que cada vez nos estamos adentrando en un paternalismo educativo que es, bajo mi punto de vista, preocupante. Parece que hayamos pasado de un extremo al otro: nos da miedo que el alumno se esfuerce y fracase, le ponemos una red antes de que caiga cuando ni siquiera se lanza, escondemos sus fallos y errores, le hacemos creer que “todo saldrá bien”, “que no se preocupe”, que “disfrute”… sin más.

¿Y qué ocurre con nuestra sociedad?

Que no ayuda fomentando el beneficio a corto plazo por encima del beneficio a largo plazo. ¿Cómo podemos pretender convencer a los más pequeños de que deben esforzarse en todo lo que hacen cuando nosotros, los adultos, no somos capaces muchas veces de cumplir con nuestras responsabilidades familiares, profesionales y ciudadanas? Debemos empezar dando ejemplo y eso no puede ocurrir sólo en las aulas.

Debemos recompensar el esfuerzo de cada uno y no sólo los resultados finales. Debemos asumir la condición limitada y vulnerable de cada persona y, a partir de ahí, ir superando el listón personal día a día de nuestros alumnos ayudándoles a desarrollar al máximos sus propias capacidades.

¿Acaso existe  algún personaje relevante en el mundo del arte, deporte, cultura, etc. que haya conseguido la excelencia en su ámbito sin esfuerzo y constancia diaria?

Profile picture for user CEAC Blog
CEAC Blog