El familiar colaborador en la PYME

CEAC Blog

26-11-2013

Un "familiar colaborador" es un familiar directo del autónomo, hasta segundo grado de cosanguinidad o afinidad y que conviven  y trabajan con el empresario titular de la actividad empresarial, sin poder realizar actividad por cuenta ajena. Esta figura ha de cotizar a la Seguridad Social en el Régimen de Autónomos, bajo el epígrafe y el modelo específico de "familiar colaborador".

Una de las principales ventajas de ser  "familiar colaborador"  es que al no figurar como titular de la explotación no tiene que cumplir con las obligaciones fiscales trimestrales (ni IVA ni IRPF). Sólo tiene que presentar su declaración anual de IRPF Modelo 100 y declarar los ingresos percibidos, que deberán seguir el modelo de un recibo de salario, como Rendimientos del Trabajo Personal.

El familiar colaborador disfrutará a su vez de una bonificación de un 50% sobre su cuota de autónomos durante un máximo de 18 meses aplicada sobre su base mínima del RETA.

Por otro lado el titular de la actividad podrá contabilizar estas partidas como gastos deducibles de su negocio a efectos del cálculo del rendimiento en sus propias declaraciones de impuestos.

Profile picture for user CEAC Blog
CEAC Blog