El futuro de la movilidad urbana en las ciudades españolas

El futuro de la movilidad urbana en las ciudades españolas

Ricardo Romero

24-09-2018

Los hábitos de movilidad que se han impuesto en los últimos cincuenta años evolucionan hacia nuevas maneras de desplazarse. Por este motivo, Barcelona adapta su espacio urbano para garantizar un reparto más equitativo del espacio para los diversos medios de transporte y lo hace abriendo espacios de circulación para bicicletas, mejorando la red de bus y dando prioridad a las personas que se desplazan a pie, con la ampliación de aceras y calles pacificadas que ofrezcan confort y seguridad.

 

Movilidad urbana en Barcelona

 

La ciudad de Barcelona dispone del Plan de Movilidad Urbana 2013-2018 (PMU) como instrumento de planificación donde se definen las líneas de actuación que deben gobernar la movilidad urbana de los próximos años. Se fija como horizonte estratégico seguir avanzando hacia un modelo de movilidad colectivo más sostenible, eficiente, seguro, saludable y equitativo. El plan establece los objetivos y las acciones necesarias para que convivan en la vía pública las personas usuarias y los diversos medios de transporte: se priorizan y protegen a peatones y ciclistas, se fomenta el transporte público colectivo, se reduce el uso del vehículo privado, se regula la movilidad comercial y turística y se garantiza la eficiencia del conjunto de la red de movilidad. Moverse por la ciudad es un derecho de todo el mundo. Y hacerlo con seguridad, también. Por este motivo, en Barcelona se impulsan programas, iniciativas y actuaciones para garantizar la seguridad vial y una movilidad segura en todos y cada uno de los barrios de la ciudad.

 

Con mejoras en las infraestructuras para cada medio de desplazamiento —especialmente los modos colectivos y sostenibles, cada vez más mayoritarios y que disponen de menos de espacio para circular en comparación con el vehículo privado tradicionalmente predominante. Pero también con medidas para la protección de los usuarios más vulnerables —ciclistas, motoristas y peatones—, con normativas de convivencia y seguridad para cuidar de sí mismos y del resto de los usuarios... Y, sobre todo, con una concepción de ciudad que presta una especial atención a los colectivos vulnerables y promueve una movilidad activa y saludable para todo el mundo.

 

Actuar sobre los diversos factores que intervienen en la seguridad vial con el fin de reducir la accidentalidad a cero como objetivo prioritario es uno de los principios fundamentales del modelo de movilidad que plantea el Plan de movilidad urbana de Barcelona 2013-2018 (PMU). En Barcelona cuidan de la calidad y el confort del espacio público urbano. Recuerda que tú también puedes contribuir a unos desplazamientos más seguros para ti y para el resto de los usuarios del espacio público.

 

Movilidad urbana en Madrid

 

El Plan de Movilidad Urbana Sostenible de la ciudad de Madrid (PMUS Madrid) es la herramienta de gestión de la que se dota el Ayuntamiento para estructurar sus políticas de movilidad basándose en unos objetivos generales de mejora de la calidad ambiental, la competitividad, la seguridad y la universalidad de nuestro modelo de ciudad, tal y como recoge el Plan de Calidad del Aire.

 

Desde su marcado carácter estratégico, este PMUS Madrid establece, a partir de un diagnóstico inicial, un enfoque integrado de líneas de acción y medidas que, incluidas ya muchas de forma dispersa en otros planes y políticas en marcha, obligan a establecer un marco de coordinación al servicio de ese modelo y proponen la adopción de nuevas actuaciones coherentes con aquellas.

 

El Plan define prioridades, establece actuaciones tipo, predice escenarios futuros y señala la intensidad necesaria en su aplicación que permita alcanzar los objetivos que establece. Del mismo modo establece el mecanismo de seguimiento que permita la evaluación y revisión continua del plan, contemplando la posibilidad de corregir desviaciones o reformular objetivos en una permanente adaptación a entornos dinámicos. Este plan estratégico viene a concretar los planteamientos desarrollados desde 2006 por la Mesa de Movilidad, órgano consultivo que ha ido construyendo una visión compartida del modelo sostenible de ciudad que queremos para Madrid y configurando la hoja de ruta que a tal fin se presentaba como más necesaria en materia de movilidad. A partir de este mecanismo de gobernanza, Madrid crece ahora plasmando sus compromisos en un Plan cuya elaboración está siendo participada con la propia Mesa.

 

Se trata, en consecuencia, de traducir en un plan de trabajo un relato general que la mayoría compartimos, en el que la ciudad también evoluciona y corrige desviaciones, devolviendo a las personas un protagonismo perdido a favor del coche. El PMUS nos permitirá disfrutar de calles más saludables, más atractivas y más eficientes en el desempeño de su función de estructurar la ciudad y facilitar su desarrollo y el de sus ciudadanos. El PMUS se ha trabajado desde el segundo trimestre de 2013 a partir de un diagnóstico, cuyo resumen ejecutivo puede descargar en esta página.

 

Nos movemos continuamente. Para ir a la escuela, al trabajo, al teatro o al cine, al parque o para vernos con los amigos. Y la manera de movernos determina la calidad de vida de la ciudad, del presente y del futuro. ¿Cómo te mueves por tu ciudad?

 

Curso relacionado: Transporte y logística

Profile picture for user Ricardo Romero
Ricardo Romero

Ingeniero Técnico Industrial especializado Electrónica Industrial. Técnico Superior de Electromecánica de Vehículos y técnico Hardware/Software de Sistemas Informáticos.