El lado "claro" de los videojuegos

carlosllach

29-04-2015

Habitualmente cuando sale alguna noticia relacionada con este sector, que sigue en auge y que ya hace tiempo que superó en facturación a las producciones cinematográficas, suele ser para hablar de su parte "oscura": que si hay japoneses que se encierran en su habitación para no salir por estar jugando, que si son muy violentos, que hacen que los niños estudien menos... No vamos a negar este hecho pero no todo en el mundo de los videojuegos es pernicioso, más bien tiene muchos beneficios y hoy vamos a hablar de algunos de ellos.

Como con muchas otras cosas, el exceso en su uso no es nada recomendable. De ahí que los niños siempre tengan que estar tutelados por sus progenitores a la hora de jugar a juegos adecuados a su edad. Eso solo puede repercutir en beneficios para su aprendizaje. Juegos educativos hay muchos y las nuevas tecnologías han adaptado estos recursos incluso al núcleo de la enseñanza de un imberbe: la escuela.

Si vamos subiendo en la edad de un ser humano, ya podemos encontrar en muchos centros educativos donde encontramos las PDI (pizarras digitales interactivas) que han sustituido a las vetustas pizarras de tiza. De forma adyacente también podemos encontrar materiales en formato digital que de momento van coexistiendo con los de formato papel.

Y si ya superamos la adolescencia y nos vamos a la edad adulta, las aplicaciones como Kinect -por poner un ejemplo- además de ser la pionera en el reconocimiento de nuestro cuerpo y movimiento en relación a un videojuego también tiene sus aplicaciones médicas.

Despúes de este gran preámbulo vamos a hablaros hoy de una investigación publicada en la revista Science Reports, explicada por el investigador Diankun Gong, que analiza la influencia de los videojuegos de acción sobre la ínsula, que es una parte muy concreta de nuestro cerebro. El beneficio de ciertos videojuegos radica en la buena coordinación entre la mano y el ojo.

Como cualquier músculo de nuestro cuerpo, su ejercitación a nivel moderado siempre será beneficioso para nuestra salud. Eso no quita que otros deportes que reciben un estímulo similar en nosotros, como el tenis o el baloncesto, y que lógicamente te recomendemos moverte al aire libre y no sustituir estas prácticas por jornadas delante de tu consola. Pero también hay que pensar en las personas que cuentan con movilidad reducida y que desgraciadamente no pueden realizar este tipo de actividades con "normalidad". La práctica de algún videojuego con moderación puede ser un buen sustitutivo para "entrenar" esta parte de nuestro cuerpo.

Aquellos de vosotros que ya contéis con cierta edad y que vivisteis la edad dorada de los videojuegos (hace unas 3 décadas) recordaréis la extraordinaria dificultad de los mismos que nos llevaba a muchos de nosotros a intentar una y otra vez conseguir nuestro objetivo. El que escribe estas líneas empezó desde muy pequeño con ellos y tal fue el poder de atracción que me supusieron que en la "vida real" he tratado de traspolar esa impronta a mis quehaceres cotidianos. Conceptos como la estrategia, aprendida en los juegos de este tipo, a la hora de abordar las tareas laborales; el intentar las cosas una y otra vez para llegar al éxito de una tarea concreta; el saber economizar del tiempo que se dispone (recordad los tiempos límites en los que teníamos que acabar una fase); y así un largo sinfín de frases relacionadas que podría incluir en este post hasta hacerlo interminable, ya que si tienes un bagaje importante en el uso de videojuegos, habrás pasado por infinidad de situaciones diferentes en edades diferentes que, quieras o no, te han hecho madurar.

Pues relacionado con todo lo aquí explicado, y volviendo al objeto del post y de la ínsula del cerebro, el mismo autor del post junto a su equipo, están tratando de desarrollar un videojuego terapéutico para poder usar en personas con discapacidad intelectual o trastornos del aprendizaje. Si el beneficio conseguido en personas "sanas" ha sido visible, ahora hay que explotarlo en personas que presentan un déficit para tratar de paliarlo en la medida de lo posible. Se potenciará la motivación porque con ella nos estimulamos y damos más de nosotros mismos de lo que podríamos dar en condiciones normales. Las ideas base con las que se quiere partir para su realización son el uso de la memoria y la planificación para conseguir pequeños objetivos que estimulen a corto plazo a los jugadores y que haga que les estimule seguir jugando y seguir llegando lo más lejos posible.

Si eres de los que piensa que los videojuegos sólo sirven para jugar, creo que estás en un error. Espero al menos que este post te haga ver un poco más allá de lo que son y que sobre todo en el campo sanitario cada vez su uso (adaptado a cada disciplina de la ciencia) tiene que estar en aumento mientras se siguen desarrollando nuevas tecnologías o características que lo hacen "más real" a la experiencia del ser humano.

Profile picture for user carlosllach
carlosllach