El masaje deportivo, estimulante y energético

El masaje deportivo, estimulante y energético

Joan Tutusaus

29-01-2016

Hoy en día cada vez hay más personas que practican algún tipo de deporte, y de ahí la importancia que se da la práctica de este tipo de masaje. El masaje deportivo se aplica para obtener unos objetivos, que los cuales se irán obteniendo en distintas fases y que a continuación vamos a detallar.

 

El masaje deportivo y sus tipos

Masaje de calentamiento 

Este es previo a la competición. ¿Qué conseguimos con un buen calentamiento?

  1. Mejorar el riego sanguíneo.

  2. Aumenta el intercambio de gases periféricos.

  3. Mejora la elasticidad muscular, el rendimiento y su reacción.

  4.  Flexibilizar las articulaciones.

  5. Prevenir lesiones musculares.

  6. Preparar física, psíquica y fisiológicamente al deportista.

  7. Mejorar la aportación de oxígeno a los músculos.

  8. Facilitar una mejor recuperación.

Las manipulaciones se inician de forma lenta, pero iremos aumentando el ritmo, y con una profundidad progresiva. Para este caso las más recomendadas son:

  • Golpeteos vivos.

  • Amasamientos.

  • Estiramientos de las fascias.

  • Maniobras estimulantes rápidas (fricciones).

  • Vibraciones.

Una vez terminado el masaje y con el fin de evitar que el músculo se enfríe se realizan estiramientos.

Otra cosa a tener en cuenta en este masaje deportivo, es que si utilizamos alguna pomada calefactora, estas se deben aplicar de entre 30 a 50 minutos antes de la competición, de tal manera que puede ejercer su efecto térmico y vasodilatador.

 

Masaje a lo largo de la competición

  1. Como calmante o analgésico, lo utilizamos cuando hay cualquier tipo de golpe, pequeños hematomas, contracturas, roturas mínimas en las que haya una zona dolorosa o se palpa un punto hiperálgico.

  2. Como antiespasmódico, analgésico–psicológico, es el que se aplica después de poner un espray frío, realizándolo de forma rápida y enérgica a base de palmoteos, fricciones y amasamientos.

 

Masaje en el descanso de la competición

En este apartado podemos diferenciar tres objetivos fundamentales:

  1. Tratar las contusiones, distensiones, contracturas, hematomas y pequeñas lesiones que pueden surgir en la competición (Analgésico).

  2. Descargar músculos y grupos musculares fatigados con el fin de eliminar el contenido de desecho, con lo cual conseguimos:

  • Mejorar el aporte sanguíneo de los tejidos musculares.
  • Retardar la fatiga.
  • Recuperar su poder de contracción.
  • Evitar la aparición de dolores o calambres.
  • Utilizar técnicas de masaje de drenaje linfático y de masaje de retorno venoso.

      3.  Realizar estiramientos.

 

Masaje post-competición

En este objetivo está indicado el masaje relajante muscular y el masaje para eliminar desechos.

  • Masaje de descarga.

  • Sedativo y relajante.

 

Masaje de entrenamiento (Entre semana)

Debido a que los deportistas actuales se les exige cada vez mayores esfuerzos deportivos es muy importante realizar el masaje previo o intercalado al calentamiento activo y estiramientos, en especial en los climas fríos o deportistas muy musculosos que practican deportes de larga duración.

Las técnicas más utilizadas serían:

  • Amasamientos musculares.

  • Frotaciones articulares y ligamentosas.

  • Vibraciones.

 

Masaje de acondicionamiento

Se realiza el día anterior y acostumbra a ser un masaje mixto:

  • De acondicionador muscular.

  • Relajante muscular y psíquico.

Lo ideal es combinar el masaje con estiramientos pasivos y movilizaciones para flexibilizar articulaciones y músculos. También se utilizan manipulaciones básicas como "fricciones y amasamientos. Siempre se realiza como paso previo a la ducha o baño.

 

Masaje tras lesiones leves

Lo primero que se hará va  ser un masaje tonificante de a dermis y que a su vez sirva de paso para estimular la circulación. Siempre es un analgésico, como paso previo a la movilización articular y a la potenciación muscular. Vamos a centrarnos ahora en algunas lesiones específicas del deporte:

Calambres: Es una alteración muscular brusca de un músculo no patológico y que pueden aparecer en varios momentos.

  1. Durante la competición.

  2. Después de competir.

  3. Por la noche (problemas vasculares de la edad avanzada).

  4. De origen medicamentoso.

Como tratamiento:

  1. Estiramiento pasivo del músculo contraído.

  2. Si se tiene a mano, aplicación de calor suave.

¿Cómo prevenirlos?

  1. Aplicación de envolturas calientes.

  2. Masaje preventivo.

  3. Ingerir bebidas abundantes y ricas en electrolitos.

Hematomas: Es la extravasación más o menos masiva de líquidos vasculares al interior de los tejidos. Pueden ser en el interior de la masa muscular (intramusculares) o entre los músculos, fascias, etc. (intermusculares).

Para un tratamiento correcto lo dividiremos en 4 fases:

La primera fase comprende:

  • Hielo.

  • Vendaje compresivo.

  • Inmovilización.

  • Elevación del miembro.

  • Reposo.

La segunda fase:

A los dos o tres días se retira el vendaje y se le aplica calor con unas compresas húmedas elaboradas con alcohol durante 20 minutos.

La tercera fase:

La empezamos con un masaje a distancia del foco hemorrágico, acercándonos progresivamente en el tiempo y espacio.

En la cuarta fase:

Una vez pasados seis o siete días, se empieza a movilizar los restos de hematoma, y en caso de haber adherencias podemos utilizar el masaje profundo transverso de Cyriax.

Agujetas: Son dolores musculares frecuentes y que normalmente aparecen en deportistas ocasionales tras diversas circunstancias:

  • Cambio de ritmo de entrenamiento o de entrenador.

  • Ejercicios desacostumbrados.

  • Mala hidratación.

  • Etc.

Algunas causas de la aparición de las agujetas son:

  • Acúmulo de cristales de ácido láctico.

  • Espasmos musculares tardíos.

  • Necrosis muscular (aumento de la temperatura 38 – 39 grados).

Para el tratamiento:

  • Se puede aplicar frío de forma inmediata en los músculos habituales, pero no cuando se está en la fase tardía.

  • Aplicación de calor húmedo, estiramientos suaves y realizar el mismo ejercicio, pero de forma más suave.

Si hablamos ahora de las contraindicaciones de este masaje, se pueden distinguir dos tipos:

Generales: (nadie puede hacer deporte en estas condiciones)

  • Tromboflebitis.

  • Embolismo.

  • Cicatriz fresca.

  • Infección, inflamación aguda.

  • Dermatopatías.

  • Cardiopatías.

  • Nefropatías.

  • Gota.

  • Diabetes.

Específicas:

  • Hernia.

  • Desgarro.

  • Rotura muscular.

  • Rotura de vainas y tendones.

  • Fascitis y entesitis agudas.

  • Hematomas recientes.

  • Heridas abiertas.

  • Hemorragias.

  • Reacciones articulares postraumáticas.

  • Dermalgias.

 

Como conclusión final de este post sobre el masaje deportivo, recordar realizar una buena sesión de calentamiento y estiramientos antes de practicar cualquier deporte y que si durante la práctica se nota cualquier tipo de molestia, ya sea a nivel muscular como de articulaciones es mejor parar y así evitar que en caso de que sea una lesión importante vaya a más y el tiempo de recuperación se alargue.

Joan Tutusaus Homs

 

Profile picture for user Joan Tutusaus
Joan Tutusaus

Trabajo en Styl Natura realizando las siguientes técnicas:  Reflexología podal,  Quiromasaje, Masaje deportivo, Drenaje linfático, entre otras. Y como profesor de CEAC de los cursos de Masaje, Módulo de Auxiliar de Rehabilitación, Módulo de Fititerapia y Aromaterapia, Módulo de Pilates y Masaje Terapéutico. Y como profesor de Quiromasaje, Quiroterapia deportiva y funcional, y Reflexología podal en el Centro de Estudios Terapéuticos Styl Natura de Sabadell