El proceso de Due Diligence

Francesc Xavier Navarro Fortuny

05-05-2015

En el post de hoy vamos a hablar de un concepto muy técnico, pero a su vez muy utilizado en el mundo empresarial, la Due Diligence financiera. En el contexto de crisis donde muchas empresas se han visto evocadas a la quiebra, han aumentado los procesos de Due Diligence, donde el objetivo final es la compra de una sociedad por parte de otra. Mediante la misma, se pretende recolectar información con la idea principal de obtener los mayores datos posibles, con la finalidad de analizar si la operación de compraventa es viable y rentable en el tiempo, o por el contrario, la mejor opción es desistir de la misma.

  Clases de Due Diligence

-          Due Diligence Legal: normalmente en el proceso de investigación legal se busca comprender todos los contratos que tiene ya firmados o en curso la sociedad, se hace además un análisis exhaustivo de todos los requisitos legales que debe cumplir la mercantil para poder funcionar de manera correcta. Por ejemplo, si estamos ante una sociedad anónima, miraremos que se cumplan con los diversos requisitos de inscripción, mínimo de capital social, etc…. Además con el análisis jurídico se busca sacar a la luz todos los posibles litigios que pueda tener la sociedad ya sea con los trabajadores o con otras empresas, ya que si vamos a comprar una empresa con una ratio de litigiosidad muy alta, quizá no valdrá la pena seguir con el negocio jurídico y deberemos buscar otra compra más factible y rentable.

-          Due Diligence Financiera: con la Due Diligence financiera se busca revisar todos los valores de los activos financieros que la misma tenga en el momento de la compra. Con el análisis financiero se busca analizar los resultados de la empresa en sus ejercicios anteriores, de manera que, conociendo su situación financiera tanto en sus créditos, como en su balance, sabremos si la empresa es rentable y si vale la pena comprarla.

-          Due Diligence Tributaria: con la Due Diligence tributaria se pretende conocer la situación fiscal de la empresa, si se encuentra al corriente del pago de impuestos tan importantes como el impuesto de sociedades, o si ha ido abonando las cuotas en concepto de IRPF de sus trabajadores… es fundamental que las empresas estén al corriente de sus obligaciones tributarias, para que al comprarlas no nos encontremos con un problema con hacienda.

Estos son los tres tipos de Due Diligence más importantes, normalmente se hace un mix con todas las opciones para conocer la empresa en profundidad, en este proceso es muy importante pactar las confidencialidades, para que toda esta información fundamental de la empresa no salga a la luz y suponga su fin si al final no se realiza la compra.

Profile picture for user Francesc Xavier Navarro Fortuny
Francesc Xavier Navarro Fortuny

Diplomado en ciencias empresariales, Estudios empresariales por la Universidad de Barcelona. Especialización en funciones de control y gestión financiera y contable.