El rincón de la ciencia en el aula de educación infantil
02/07/2015

El rincón de la ciencia en el aula de educación infantil

Actualidad CEAC

Vivimos rodeados de ciencia y los niños con su curiosidad innata y sus ganas de aprender, experimentar y jugar pueden hacer un uso excepcional de este rincón. De hecho somos científicos desde que nacemos: tocando, probando, observando, queriendo descubrir que pasa cuando hacemos algo, preguntando, etc.

Por lo tanto, lo primero que debemos hacer es respetar este proceso de aprendizaje natural del bebé y ofrecerle las posibilidades, en un entorno seguro para poder ponerlo en práctica.

ciencia-infantil-1

¿Qué podemos hacer en el rincón de ciencia o experimentación?

  • Experimentos sencillos como plantar semillas y verlas crecer.
  • Cuidar animales como por ejemplo caracoles, orugas, etc.
  • Observar animales de pequeñas dimensiones a través de lupas
  • Realizar actividades con imanes para descubrir que materiales atraen, como interaccionan entre ellos, etc.
  • Disponer objetos de diferentes pesos y usar balanzas para comparar sus cualidades.
  • Coleccionar objetos de interés para los niños y clasificarlos en tarros de cristal. Por ejemplo: piedras de diferentes colores, semillas, hojas de diferentes formas y tamaños, etc.
  • Realizar todo tipo de actividades con agua: descubrir cómo se evapora, como se condensa, etc.
  • Proponer actividades relacionadas con la temperatura y llevar un registro diario por medio de un termómetro.

ciencia-infantil-2ciencia-infantil-3

¿Cuál debe ser nuestra labor y actitud como educadores?

  • Debemos estar atentos a aquellas cosas que despiertas su interés y aprovechar para proponer algún experimento relacionado con ello.
  • Estar atentos a qué todos los niños puedan participar en las actividades y puedan manipular libremente los materiales.
  • Adaptar los materiales y las actividades a las edades de los niños.
  • Estimular la observación, la manipulación, el establecimiento de hipótesis, el análisis y la reflexión para acercar a los niños al pensamiento científico.
  • Fomentar la colaboración por parte de las familias pidiendo que aporten materiales para el rincón como por ejemplo: Hueveras, recipientes transparentes de distintos tamaños, corchos, etc.
  • Reflexionar sobre nuestra propia actitud hacia la experimentación. Si el modelo que ofrecemos no es el de una persona que busca aprender, siente curiosidad por las cosas y experimenta de forma activa con los materiales difícilmente podremos inculcar en los niños esa pasión.

 

Autor blog post