El sistema linfático nos protege

CEAC Blog

12-12-2012

El sistema linfático es una red de canales y ensanchamientos llamados ganglios linfáticos distribuidos por todo el cuerpo, algo parecido a la red de vasos sanguíneos, pero con la diferencia que en vez de transportar sangre, estos canales llevan linfa,

un líquido incoloro, a veces de aspecto lechoso, compuesto sobretodo por agua y linfocitos.

Los linfocitos son células especializadas para defender el organismo de las infecciones. Atrapan virus y  bacterias, que se filtrarán en los ganglios para expulsarlos del cuerpo finalmente.

Además, los canales linfáticos también recogen el exceso de agua del cuerpo, proteínas sobrantes y toxinas que eliminan al exterior.

Por tanto, una buena salud debe pasar por procurar que el sistema linfático esté en condiciones ideales. Es como si los virus, bacterias y toxinas fueran los soldados enemigos que entran en la fortaleza o cuerpo pero el ejército de defensa o sistema linfático, gracias a la acción conjunta de la linfa, los linfocitos y el filtrado de los ganglios linfáticos, atrapa a los enemigos y los expulsa para evitar la derrota o enfermedad.

Un circuito linfático limpio y no sobrecargado estará más preparado ante cualquier agresión bacteriana, vírica o por toxinas, con lo que es muy aconsejable los drenajes linfáticos y las dietas depuradoras para conseguirlo.

Profile picture for user CEAC Blog
CEAC Blog