Emprendimiento social, ¿algo más que una moda?

Emprendimiento social, ¿algo más que una moda?

Carlos Guillén Burguillos

22-06-2017

En los últimos tiempos se está poniendo de moda el emprendimiento social. Son muchas las iniciativas que se están impulsando desde diferentes ámbitos. Para conocer más de cerca el emprendimiento social pondremos algunos ejemplos concretos. Empecemos con los ganadores a nivel internacional del Concurso de Innovación Social 2016:

Cucula: se trata de un proyecto educativo para que los refugiados y migrantes de Berlín produzcan y vendan muebles, especialmente; además, se incluyen clases de alemán, asesoramiento jurídico, etc.

The machine to be another: ofrece a los usuarios una experiencia de realidad virtual para entender de cerca la vida de un refugiado.

Project Virtous Triangle: en este proyecto se compara a los niños de escuelas primarias de Siria con jóvenes estudiantes turcos, con el objetivo de promover la cohesión y la solidaridad de la comunidad desde una edad temprana.

Por otro lado, tenemos los ganadores de Emprendimiento Social Skoll 2017:

Babban Gona: se trata de una empresa social que atiende a pequeños agricultores de Nigeria para ayudarles a aumentar su rendimiento; el objetivo final es combatir la tasa de empleo juvenil y aumentar los ingresos de cada agricultor.

Build Change: este proyecto persigue construir y especialmente reacondicionar viviendas para que sean resistentes a posibles desastres naturales como terremotos y tifones. Más de un 90% de las muertes relacionadas con estos desastres naturales se produces en países en vías de desarrollo. Trabajan con gobiernos y agencias de desarrollo para promover normás, códigos de construcción e incentivos financieros para la construcción resistente al desastre.

Polaris: este proyecto pretende perseguir la industria criminal de bajo riesgo y alto beneficio, como los trabajos forzados y el sexo comercial. El objetivo final es interrumpir las redes de tráfico humano y ofrecer la libertad a las personas implicadas.

Como puedes ver, la primera aproximación al emprendimiento social va encaminada hacia proyectos de ámbito internacional que persiguen mejorar algún aspecto de la sociedad, especialmente dirigiéndose a los colectivos de personas más desprotegidas. Pero el emprendimiento social también se da en otros ámbitos. Veamos más ejemplos:

Aprendizaje servicio: en España está creciendo a buen ritmo una corriente relacionada con el emprendimiento social, que son las actividades aprendizaje servicio. Éstas están relacionadas con el mundo educativo, ya que, especialmente, desde las escuelas se intenta promover la puesta en marcha de iniciativas que tengan como objetivo el aprendizaje de algún ámbito por parte de los alumnos y, a la vez, provoquen una repercusión social positiva. Por ejemplo:

- Recuperación de un tramo de camino entre dos pueblos.

- Puesta en marcha de un programa de entretenimiento para los niños ingresados en un Hospital.

- Biblioplaya: promueve la lectura entre los asiduos a la playa.

- Alumnos cuentacuentos. Los alumnos más grandes de una escuela cuentan cuentos a los más pequeños, para fomentar el hábito de la lectura.

- Señalización de rutas rurales o parques naturales.

- Organización de un equipo de fútbol de refugiados, inmigrantes, etc.

- Reciclaje de libros. Hay varias empresas y organizaciones que promueven la reutilización de un libro una vez que el propietario ya no lo utiliza.

- Ayuda a la práctica de deporte de alumnos a otros alumnos de movilidad reducida.

- Organización de donación de sangre por parte de un grupo de estudiantes.

Supongo que ya te vas haciendo a la idea de la dinámica del emprendimiento social. Como habrás comprobado, se puede llevar a cabo mediante una empresa (que también puede tener beneficio) o desde una entidad sin ánimo de lucro. Lo más importante es que el objetivo principal sea el beneficio social. Veamos por último otras experiencias que ejemplifican perfectamente el emprendimiento social:

- Banca ética: los bancos suelen tener mala reputación por su falta de escrúpulos para engañar a personas mayores vendiendo productos de alto riesgo, por ejemplo. También por el cobro excesivo de comisiones, por la no concesión de préstamos a según qué personas, por la persecución insaciable a las personas que no pagan su cuota de la hipoteca, etc. Pues bien, en este sector han aparecido últimamente algunas entidades que promueven la repercusión de su actividad en la  sociedad y no miran tanto por el beneficio económico.

- En algunos lugares se organizan encuentros entre personas para realizar intercambio de idiomas. Está claro que se trata de un beneficio social y no económico.

- En algunas ciudades se está promocionando un tipo de emprendimiento social muy beneficioso para todas las partes. Se trata de la convivencia de jóvenes estudiantes universitarios con personas mayores. Los jóvenes viven gratuitamente en el piso de la persona mayor a cambio de la compañía, de ayudar con la compra, de hacer la cena, etc. Es un claro ejemplo de beneficio social, en este caso para dos colectivos tan diferentes.

- La organización de bancos de alimentos está cada vez más consolidada en nuestra sociedad. Se trata de recoger alimentos para destinarlos a que las personas con menos recursos económicos.

Y, en definitiva, cualquier actividad que se organice en nuestra sociedad con el objetivo de mejorar la sociedad dejando de lado el beneficio económico se considera como emprendimiento social. Últimamente parece que sea una moda, aunque no sabemos si será pasajera o no. Lo que está claro es que las Administraciones Públicas en los últimos tiempos están promoviendo que se lleven a cabo este tipo de actividades.

¿Conoces otras acciones de emprendimiento social en tu entorno? ¿Se te ocurren otras maneras de llevarlo a cabo?

Curso relacionado: FP de Grado Superior en Administración y Finanzas

Profile picture for user Carlos Guillén Burguillos
Carlos Guillén Burguillos

Licenciado en ADE y en Economía. Máster en Educación y TIC. Profesor del área de empresa en varios centros. Impulsor de nuevos negocios. Apasionado del deporte, la música y la lectura.