Enfermedad de la bofetada

CEAC Blog

21-11-2012

La enfermedad de la bofetada, también conocida como quinta enfermedad o eritema infeccioso, es una infección provocada por el parvovirus B19, que solo afecta al ser humano, por lo que no puede ser contagiado ni adquirido por animales. Normalmente los brotes infecciosos se dan al final del invierno o al principio de la primavera, aunque también puede darse en cualquier época del año. Suele afectar a niños entre cinco y quince años.

Se caracteriza por la aparición de un eritema con inflamación en la cara, por lo que da la sensación que el niño ha recibido una bofetada, de ahí su nombre. Su evolución continúa y aparece eritema por todo el tronco y extremidades, tanto inferiores como superiores. En la mayoría de los casos va acompañada de febrícula.

No hay modo de prevenirlo, así, el aislamiento de la persona que se ha contagiado no es eficaz  porque cuando aparecen las erupciones deja de ser contagioso. Su período de incubación es de entre 4 y 28 días.

No es una enfermedad grave, por lo que su tratamiento suele ser sintomático, es decir, tratamiento de la fiebre, dolor de cabeza (en caso de haberlo), etc.

Profile picture for user CEAC Blog
CEAC Blog