Estado actual de la obesidad en España

Estado actual de la obesidad en España

Noemí Ojeda

16-08-2017

Son numerosos los estudios que hablan de los índices actuales de sobrepeso y obesidad en el mundo, especialmente en comparación con las desiguales situaciones de desnutrición y hambre. Dos caras de la misma moneda, el acceso y consumo de alimentos, que ponen en entredicho la capacidad del ser humano de tratar esta cuestión con cabeza y de forma racional.

Recientemente, la revista científica The Lancet, comparó la masa corporal de 20 millones de hombres y mujeres de 186 países entre 1975 y 2014, para llegar a concluir que 641 millones de personas en el mundo, es decir, el 13% de la población mundial tiene problemas de exceso de peso.

El sobrepeso y la obesidad aumentan en España

En España este dato se agrava en cifras. Ya que en los últimos años está creciendo el número de personas que padecen patologías relacionadas con el exceso de peso, lo que resulta alarmante para los médicos, nutricionistas y demás expertos ya que el ritmo de crecimiento es tan acelerado como el de los Estados Unidos. Debido a estos datos de la población española se cree que España se está convirtiendo en el segundo país de Europa con más casos de obesidad y sobrepeso, siendo el primero en liderar dicho ranquin el Reino Unido.

Según un estudio realizado por la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), el 82,2% de las personas que padecen obesidad no se perciben a sí mismas como obesas. Según palabras del presidente de la SEEDO, “tan sólo el 17,8% de las personas estudiadas reconoció padecer la enfermedad". La mayoría de los afectados, por consiguiente, pensaba que tenía un exceso de peso moderado o incluso había algunos que creían que estaban en normopeso.

La salud se ve afectada directamente

La SEEDO comunica también que las personas que se encuentran en situaciones irregulares con su peso por exceso de éste sienten, por lo general, un profundo malestar y afectación de la salud. Pese a que la mayor parte de los individuos estudiados no tenían una correcta percepción sobre su sobrepeso u obesidad, al preguntarles acerca de su estado de salud, un porcentaje de hasta el 63% de las personas que padecen obesidad lo calificaron de regular, malo, o muy malo.

Esto es una cuestión obvia, ya que la obesidad no sólo afecta al peso sino que agrava o desata situaciones negativas de salud. El sobrepeso y la obesidad van estrechamente ligados a alteraciones metabólicas como la dislipemia, la hipertensión, la diabetes o los problemas cardiovasculares. Siendo todos ellos causas frecuentes de mortalidad en la población adulta.  

Pero, tanto la obesidad como estas comorbilidades asociadas a ella no se curan solas. Hay que hacer algo. Según los datos recogidos de diferentes estudios, una de cada cuatro personas con obesidad pasan más de cinco horas sentadas al día fuera de su horario de trabajo, lo que acabaría siendo un total de unas 13-14 horas diarias sin contar las horas de sueño o descanso. El ejercicio físico es una buena pauta y un correcto hábito que ayuda a contrarrestar los efectos negativos del exceso de peso. La movilidad y el aumento del gasto energético total son los principales factores coadyuvantes de un mejor estado de salud, así como la desconexión mental y liberación de endorfinas, que colaboran en el proceso emocional.

Y, ¿qué pasa con los jóvenes? 

Para conseguir éste y más cambios de hábitos, debemos comenzar por conocer las tendencias de la obesidad entre la población más joven. Pues precisamente son ellos sobre los que se podrá conseguir un mayor beneficio a largo plazo en el cambio de su estilo de vida, así como un cambio global generalizado.

Se estima que uno de cada tres jóvenes tiene sobrepeso u obesidad en Europa. Aunque diversos estudios muestran diferencias entre todos los países y situaciones sociales, sí se revela una tendencia general a que los niños de sexo masculino procedentes de familias que tienen una posición socioeconómica más baja sean los que resulten más afectados por los problemas de sobrepeso y obesidad frente a los de posiciones sociales más altas, debido a un mayor cuidado de la alimentación y una mayor búsqueda por un estilo de vida saludable. Por lo tanto éste es un punto importante donde incidir. Es fundamental abordar la problemática de la situación a través de la promoción de ejercicio físico y deporte. Una mayor movilización de los jóvenes a favor del deporte promoverá una cultura menos sedentaria que erradique poco a poco el sobrepeso en la población joven.

Esta situación y el abordaje de la causa y las soluciones es muy importante, ya que hace apenas unos años o unas décadas los casos de obesidad infantil y juvenil en España eran escasos y aislados, por lo que, aunque haya diferencias en los porcentajes que muestran todos los estudios hasta la fecha, no podemos negar que estamos ante un problema epidemiológico muy grave.

Por tanto, tomemos conciencia entre todos de nuestro estado y del de los que nos rodean, y actuemos frente a la obesidad para mejorar nuestro estilo de vida. 

Curso relacionado: FP Técnico Superior en Dietética

Profile picture for user Noemí Ojeda
Noemí Ojeda

Diplomada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad Pablo de Olavide (Sevilla). Master en Profesorado de Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato, Ciclos Formativos e Idiomas por la Universidad de Sevilla. Especialista en Tratamiento dietético del sobrepeso y la obesidad por la Universidad de Barcelona. Profesora del curso de Técnico en Nutrición y Dietética."