¿Estamos a salvo de la rabia?

CEAC Blog

04-03-2013

La rabia es una gravísima enfermedad provocada por un virus (RAVB) que puede afectar tanto a nuestros animales domésticos más cercanos, el perro y el gato, como a los mamíferos silvestres. Causa la muerte a más de 50.000 personas en todo el mundo cada año.

La rabia es una zoonosis, es decir, una enfermedad catalogada como capaz de trasmitirse de los animales enfermos a las personas. Por tanto, un animal infectado puede contagiar a las personas cuando muerde debido a su saliva infectada. Los síntomas en personas pueden aparecer al cabo de 2 o más semanas de la mordedura. El individuo afectado acaba sufriendo problemas neurológicos como ansiedad, agitación, insomnio, delirios y alucinaciones. Cuando los síntomas han aparecido de forma clara es muy difícil que la persona infectada sobreviva.

A pesar de la gravedad de lo contado hasta ahora, hemos de estar tranquilos gracias a las estrechas medidas de control sanitario y veterinario y los protocolos de vigilancia existentes en nuestro país. Podemos afirmar que la rabia está erradicada en todo el territorio peninsular y las islas desde 1966, exceptuando un brote aparecido en Málaga en 1975, un foco aislado que se controló rápidamente.

La medida más efectiva que ha tenido lugar para controlar esta epidemia ha sido la vacunación masiva de perros y gatos, los animales mayormente implicados en la transmisión. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que estén vacunados cada año al menos el 70-80% de perros y gatos para garantizar que la enfermedad esté controlada. En España se supera este porcentaje y se considera un territorio con la rabia erradicada.

Profile picture for user CEAC Blog
CEAC Blog