Este niño no recoge nada: pequeños desordenados

CEAC Blog

05-02-2013

Son muchos los padres que desisten en la tarea de intentar que sus hijos recojan después de jugar porque muchas veces requiere de una energía importante y, cansados de su día a día,  acaban cediendo ante los pequeños y prefieren recoger ellos mismos.

El problema de esto es que estamos “creando” niños desordenados, con lo que puede comportar en un futuro pérdida de tiempo, que falten el respeto,  etc.

¿Qué podemos hacer?

desorden

Para empezar, hay que valorar y reforzar cada pequeño gesto que se acerque al hecho de recoger. Aunque sólo participen y no acaben la tarea del todo ya deberíamos elogiarlos por ayudarnos. No olvidemos que hay que explicarles cómo hacerlo si queremos que lo hagan ellos solos.

Debemos hacerles saber que estamos orgullosos de ellos cada vez que demuestran que son capaces de recoger después de jugar. Podemos intentar hacer que la tarea sea un juego, algo entretenido (“¡a ver quién recoge antes!”) si vemos que les cuesta.

Otra opción es no dejarles todos los juguetes a su disposición, sino tener unos cuantos e ir rotando cada semana o cada mes para que no se acumulen tantos juguetes y luego el caos sea mayor.

El orden es una buena base para su formación, así que vale la pena esforzarse al principio ya que el beneficio puede durar luego toda su vida.

Profile picture for user CEAC Blog
CEAC Blog