Esto es lo que debes mirar antes de comprar un aparato de aire acondicionado

Esto es lo que debes mirar antes de comprar un aparato de aire acondicionado

Raúl Cardete

09-08-2018

En pleno verano y con las olas de calor, mucha gente opta por comprar un aire acondicionado. Hoy en día estos aparatos ya son un electrodoméstico más de nuestra vivienda. Se trata de la solución de climatización más cómoda para crear un ambiente de confort en casa. La buena climatización de nuestro hogar nos garantizará un mejor descanso.

Pero antes de adquirir un aparato de aire acondicionado, ¿qué debemos que tener en cuenta?

Los usuarios suelen fijarse en el precio, el nombre del fabricante, el diseño, etc. Pero hay otra serie de cuestiones que debemos que tener en cuenta a la hora de realizar la compra de uno de estos aparatos.

Es importante saber qué tipos de aparatos de aire acondicionado existen. La elección del tipo de aparato dependerá tanto de la superficie a refrigerar, como de las posibilidades de instalación o las económicas.

Existen varios sistemas:

  • Los de ventana. Todos los componentes necesarios se encuentran dentro de la caja, lo que permite ahorrar espacio. Es de fácil colocación pero requiere un hueco en la pared o una ventana. Se trata de modelos muy antiguos y prácticamente en desuso.

  • Los portátiles. Son los más económicos, no requieren instalación y se pueden llevar a cualquier parte. Como contrapartida, su capacidad de refrigeración es menor. Consisten en un equipo que se coloca en el suelo y tiene una manguera que sirve para expulsar el aire caliente al exterior a través de una ventana.

  • Los de tipo split o multisplit. Son los más habituales. Constan de una unidad exterior y otra interior, por lo que requieren instalación. Aunque lo normal es que cada sistema sirva para refrigerar una habitación, existen los sistemas multisplit, en los que con sola una unidad exterior podemos alimentar varias unidades interiores.

  • Los centralizados. Son los que son capaces de refrigerar grandes instalaciones con una unidad exterior de gran potencia. El aire se mueve a las distintas estancias a través de conductos. Por su coste y mantenimiento suelen instalarse en viviendas de nueva construcción o bien en edificios de oficinas e industriales.     

Otra de las cuestiones que debemos tener claras es saber qué cualidades debe tener.

  • Hay ciertas condiciones mínimas que tenemos que exigir a cualquier sistema de aire acondicionado, como por ejemplo, que tenga un termostato regulable, que incorpore como mínimo dos velocidades de ventilador, que las rejillas difusoras se puedan ajustar, que se pare el ventilador cuando la unidad no enfríe, que los filtros sean fáciles de extraer y limpiar, y si es posible, que disponga de filtro electroestático por si padecemos algún tipo de alergia.

  • Es importante elegir una potencia adecuada. Debemos elegir un aparato que tenga la potencia necesaria para refrigerar la/s habitación/es en la/s que vamos a instalarlo. La potencia se calcula en BTU/h o en frigorías y dependerá del volumen de la estancia (en metros cúbicos), de la cantidad de ventanas, de la orientación, de las horas en las que le da el sol, de su aislamiento, de cuantas personas la ocupan, … Por ejemplo, para una habitación de unos 20 m2, con una altura de techo de 2,5 metros (lo que supondría unos 37 m3), serían necesarias unas 8000 BTU/h (unas 2000 frigorías), que equivalen a una potencia de 3,5 kW.

  • Por lo que respecta a la tecnología, el sistema más utilizado es el inverter, que garantiza una mayor eficiencia energética y una mejor capacidad de refrigeración. A la hora de elegir un aparato de aire acondicionado debemos fijarnos en su eficiencia. Los de mayor eficiencia están marcados con la letra A+++. Además también tenemos que tener en cuenta si lo queremos con bomba de calor, es decir, con un sistema de calefacción por aire caliente, que nos servirá también para el invierno.

  • Otro aspecto muy importante es el nivel de ruido. Esto es fundamental si no queremos encontrarnos con un aparato que tape nuestras conversaciones o no nos deje dormir. Lo ideal es que el nivel de ruido no supere los 24 decibelios. Las unidades exteriores o compresores suelen ser bastante ruidosos, por lo que es recomendable tenerlas alejadas de habitaciones y ventanas.

Muchos aires acondicionados modernos pueden incluir opciones extra muy interesantes. Por ejemplo, algunos incluyen prestaciones como un control wifi e integración con sistemas domóticos, con lo que los podemos controlar desde una tablet o smartphone y pueden ser programados a distancia para que tengas la temperatura de la casa deseada antes de llegar.

Como conclusión, te recomendamos que pienses bien en qué habitación o habitaciones quieres poner el aire acondicionado y exactamente donde iría instalado. Una vez en la tienda, debes preguntar por cosas como el ruido, la limpieza, la tecnología inverter y las prestaciones. Sabiendo todo eso ya podrás empezar a elegir por precio, y cuando lo tengas instalado en tu vivienda, recuerda que no debes ponerlo a máximo, lo ideal es entre los 24 y 26 grados.

Curso relacionado: FP de Grado Medio en Instalaciones Frigoríficas y Climatización

Profile picture for user Raúl Cardete
Raúl Cardete

Ingeniero Técnico en Ingeniería Industrial especialidad Electricidad. Experiencia en instalaciones eléctricas de BT - AT y automatización, sistemas eléctricos de potencia y energías renovables