Evitar las distracciones digitales

carlosllach

10-01-2014

Antes de la irrupción de Internet, existían distracciones que nos apartaban del objetivo en cuestión en el que estuviéramos trabajando en ese momento. Por ejemplo, si te tocaba estudiar porque tenías un examen a corto plazo, son muchos los que se iban a la biblioteca porque a la mínima se despistaban, bien ordenando cosas de la habitación, comiendo más de lo debido, relajándose demasiado rato viendo la TV, por la molestia de otros habitantes de la casa, etc.

Aun cuando estas situaciones se pueden seguir repitiendo hoy en día, tenemos que añadir las distracciones digitales que se han sumado a las anteriores en el tiempo y que nos pueden hacer perder un precioso tiempo en nuestros quehaceres diarios.

Hoy en día podemos decir que estamos conectados con el mundo en cuestión de segundos, sea a través de nuestro móvil, nuestro equipo, etc. siempre que dispongamos de una conexión a Internet. Si haces un poco de memoria, son muchas las aplicaciones que nos avisan si tenemos un mensaje nuevo en la Bandeja de entrada del correo, si tenemos un nuevo mensaje de WhatsApp (cosa que se multiplica cuantos más amigos tengas y en cuantos más grupos participes), si te llaman al móvil para comentarte alguna cosa, si alguien te está hablando por el chat...

Todo eso, como decíamos, te puede llevar a perder un tiempo precioso que luego deberás recuperarlo o sacarlo de otras actividades, por ejemplo, extralaborales. Con el objetivo de mejorar la concentración y nuestra productividad, profesionales como Joshua Becker (ensayista) proponen...

Cuatro consejos para ser más eficaces

Primero de todo se propone que aprovechemos al máximo las primeras horas de nuestro día, de nuestra jornada, que es cuando estamos más frescos y más lúcidos para afrontar una tarea concreta, resolver temas pendientes, etc. Por la mañana solemos ser algo más lentos a la hora de pensar pero eso favorece la correcta resolución de los asuntos. Cuanto más cansados estamos, más rápidos tratamos de ser y eso puede influir en la calidad de cómo lo resolvemos.

Se recomienda apagar los avisos de notificaciones de los smartphones. Un estudio recoge que, de media, cada seis minutos estamos mirando las actualizaciones en nuestras apps. Se recomienda desactivar el sonido y la vibración, y cogerlo en momentos de descanso donde podemos emplear parte de ese tiempo en informarnos y, si se da el caso, responder. Así seremos más efectivos y nos podremos informar en menos tiempo que si lo miramos cada dos por tres.

Este tercer consejo igual es más complejo según cual sea nuestro trabajo, pero se recomienda también contestar los e-mails que tengamos solo dos veces al día. De esta manera nos agobiaremos menos y seguramente responderemos a todos los que tengamos pendientes. Aunque a veces -y "a veces" puede ser "normalmente"- esto no podremos llevarlo a cabo, quizás porque se espera inmediatez en nuestra respuesta.

El último consejo es que no le demos tanta importancia a la opinión de los demás en el entorno virtual. Sobre todo las redes sociales nos están creando una dependencia tal que, cuando publicamos algo, queremos que en el menor tiempo posible alguien diga algo positivo o negativo. Esa "dependencia" también nos puede crear un estrés que nada positivo puede imbuir en nosotros. De ahí que se recomienda hacer un uso inteligente de las redes sociales y procurar que las opiniones sean en persona, ya que se pueden discutir y/o agradecer.

Esperamos que estos consejos os sirvan de ayuda en vuestro día a día. Si tienes algún consejo más que darnos y, de cara a que lo lea la comunidad, no dudes en comentarlo en este post.

Profile picture for user carlosllach
carlosllach