Exfoliación facial: si o no

Exfoliación facial: si o no

Carmen Arroyo

20-04-2018

Exfoliación facial: si o no

La exfoliación es una técnica de belleza, muy importante para el cuidado de la piel. Su función es eliminar las células muertas que se acumulan por contaminación, malos hábitos y restos del maquillaje.

Cómo debemos exfoliar la piel

La exfoliación no se debe realizar a diario, porque la piel se secará y descamará. Por eso lo haremos cada semana o cada quince días. Lo podemos hacer nosotras misma en la ducha, aunque también podemos acudir a un centro de estética.

El producto lo aplicaremos en una esponja o en la misma palma de la mano. Daremos masajes suaves sobre la piel húmeda, nunca sobre una piel seca. Insistiremos en las zonas como los codos, rodillas, seguidamente enjuagar la piel, secar y aplicar con una buena crema hidratante.

Hay situaciones en las que no es recomendable exfoliarse: si tenemos la piel irritada o quemada por el sol, podríamos dañarla porque está hipersensible. De igual modo, si sufrimos acné o nuestra piel es sensible, elegiremos un exfoliante más suave.

Efectos que realiza la exfoliación sobre la piel

La epidermis, la parte más superficial de nuestra piel, está compuesta por millones de estratos de células. Algunas nuevas van naciendo y otras más antiguas, muriendo. Así, la exfoliación sirve para quitar las células que están muertas, que, si bien son una barrera protectora, también impiden que exista una regeneración en las capas inferiores.

La exfoliación tiene multitud de beneficios para nuestra piel, entre ellas destacamos las siguientes:

Limpia, purifica y tonifica el cuerpo, renueva las células, activa la micro-circulación, combate la celulitis y la antiestética piel de naranja, evita que el vello se te enquiste, regula la piel grasa, elimina la sequedad en tu piel.

Como exfoliar las diferentes zonas de la piel

Se recomienda exfoliar el rostro una vez a la semana, durante todo el año, utilizando cremas exfoliantes suaves, con partículas muy finas, e hidratando bien la piel después de la exfoliación. Para pieles sensibles se puede optar por mascarillas que hagan un suave “peeling” de la piel sin necesidad de frotar.

La piel de los labios también requiere de una renovación celular periódica ya que, tanto en invierno por el frío, como en verano por el sol y los baños en el mar y piscinas, se reseca y agrieta. La exfoliación de los labios elimina las células muertas y da a los labios un tacto más suave y un aspecto más voluminoso y saludable.

El cuello y escote también mejoran su aspecto cuando se exfolian, dándoles luminosidad, una pigmentación más uniforme y favorece la hidratación.

Para exfoliar las piernas pueden utilizarse productos con granulados de mayor grosor que en la cara. Retirar la piel muerta en esta zona no solo mejora el aspecto y suavidad de la piel y favorece su hidratación, sino que también es imprescindible para que penetren los activos de las cremas reductoras y anticelulíticas. Al retirar el exfoliante se aconseja continuar masajeando la zona y, si se ha de enjuagar, hacerlo con agua fría, ya que el agua caliente perjudica a la circulación de las piernas.

Dos zonas de especial atención son las manos y pies. La exfoliación de la piel de las manos evita las impurezas, rugosidad y pigmentaciones no uniformes, dando un aspecto más joven y cuidado. En los pies se forman durezas y callosidades, sobre todo en los talones, que pueden evitarse con una exfoliación frecuente. La renovación de la piel de los pies también ayudará a que las cremas hidratantes se absorban mejor, consiguiendo una buena hidratación sin sensación de grasa.

Productos exfoliantes

Caseros

Uno de ellos es tomar unas cucharadas de aceite y mezclarlo con sal. Con ello conseguiremos que la piel quede suave y que además la sal haga una limpieza a todo el cuerpo. No es aconsejable para personas con piel muy delicada, ya que la sal puede hacer daño.

Arcilla verde

Está indicada para las personas con pieles sensibles porque es muy suave, elimina sólo la capa más superficial de la dermis y no daña el tejido. Se puede usar cualquier tipo de arcilla si no encontramos puntualmente la de color verde, pero esta es mejor porque además tiene la capacidad de absorber las sustancias tóxicas. Además de poseer otras propiedades beneficiosas, la arcilla verde es depurativa, regeneradora y cicatrizante.

Exfoliante de avena y yogur

Utilizaremos avena molida, yogur natural y azúcar.

Mezclaremos todo y aplicaremos masajeando la zona suavemente, con movimientos circulares. Pasado el tiempo estimado, retiramos el producto con agua tibia y aplicamos una crema hidratante.

¡Tu piel se verá libre de descamaciones y mucho más tersa y joven con el paso de las semanas!

Curso relacionado: Estética y belleza

Profile picture for user Carmen Arroyo
Carmen Arroyo

Me encanta estar al día de la moda sobre todo relacionada con el mundo de la peluquería, saber qué colores, cortes y peinados se llevan cada temporada. Me gusta hacer cursos para ir reciclando, siempre aprendes técnicas nuevas asistir a ferias y congresos.