Exportar para salir de la crisis

CEAC Blog

13-10-2010

Se busca demanda que pueda ayudar a un país a salir de la crisis. Si Keynes tenía razón, sólo con demanda, sólo a través de la compra de productos y servicios, se activará la economía, se generará empleo y este, a su vez, traerá nueva demanda. Pero, ¿qué pasa cuando ni el consumo ni la inversión internos tienen aún la fuerza suficiente y además hay que reducir el gasto público? Si no se compra dentro del país, ¿quién generará esa demanda?

España tiene que volcarse hacia fuera, según sostiene un nutrido grupo de economistas, buscar en países con un ritmo de crecimiento como el 7% que se espera de Brasil este año o el 10,5% que se prevé que crezca la economía china. El Gobierno español ha fiado a las exportaciones buena parte del crecimiento del 1,3% que prevé que experimente la economía española en 2011. De hecho, prevé que las ventas al exterior crezcan un 6,4% frente a un incremento de las importaciones del 2,9%.

Pero la economía española no es la única que busca mejor fortuna en otras tierras. El Fondo Monetario Internacional (FMI) reconocía la semana pasada la existencia de una guerra mundial de divisas que se libra prácticamente a campo abierto y en la que los gobiernos de las principales economías (incluidas EEUU, Japón, Brasil y Reino Unido) estarían metiendo la mano en los mercados para depreciar sus monedas y favorecer así sus propias exportaciones.

En medio de ese fuego cruzado afronta España su travesía hacia los países empergentes, los llamados BRIC (por Brasil, Rusia, India y China). Países gigantescos que empezaron a aparecer en el mapa porque producir en ellos costaba tan poco que convertía en derroche la palabra barato pero que hoy, son mucho más que fábricas. Son inmensos mercados con miles de millones de personas de las que un número cada vez mayor quiere un coche, un móvil, comer jamón..., quiere consumir.

Profile picture for user CEAC Blog
CEAC Blog