Golpe de calor

CEAC Blog

27-06-2011

Ha llegado el verano con una ola de calor que está registrando temperaturas muy elevadas. Hay que tener cuidado y unas especiales precauciones en días con altas temperaturas para evitar los llamados golpes de calor.

Los golpes de calor son situaciones de desequilibrio en el organismo debido a no poder afrontar las elevadas temperaturas del ambiente. Hay unos grupos de población en los que se debe tener especial cuidado: lactantes, niños menores de 5 años, personas mayores, deportistas y trabajadores expuestos al sol.

Los golpes de calor pueden venir dados aunque estemos resguardados en la sombra, si las temperaturas superan los 30 grados y sobretodo si hay una humedad elevada.

Los síntomas más frecuentes son: falta de transpiración, escalofríos, cefalea, náuseas, desorientación, mareo, aumento del pulso y piel roja y seca.

A modo de prevención es recomendable mantener una buena hidratación, sobretodo con agua y reponer las sales minerales. No hacer abuso de comidas copiosas y consumir productos frescos, evitando siempre las bebidas alcohólicas. Mantenerse en lugares frescos y ventilados y evitar estar expuesto al calor durante tiempos prolongados. Además, se recomienda vestir con prendas ligeras, cómodas y que no provoquen sudoración.

Profile picture for user CEAC Blog
CEAC Blog