Guía de alimentos para combatir la retención de líquidos

Guía de alimentos para combatir la retención de líquidos

Noemí Ojeda

30-05-2018

El agua es el elemento más abundante del organismo. En un recién nacido supone hasta el 75% de su peso corporal y en los adultos entre el 50 y 60%, siendo mayor este porcentaje en el caso de los hombres. 

Guía de alimentos para combatir la retención de líquidos

Los líquidos corporales:

Según un estudio publicado en el portal de una prestigiosa clínica de alimentación y nutrición de Barcelona, el agua de nuestro cuerpo se encuentra distribuida en diferentes compartimentos.

Podríamos diferenciar dentro de esta agua, por un lado, el líquido intracelular, que es el que se encuentra en el interior de las células, y, por otro lado, el líquido extracelular, que está fuera de las células y que a su vez se divide en dos tipos de líquidos muy importantes en nuestro organismo; el líquido intersticialque es el que baña las células y plasma que es líquido que se encuentra formando parte de la sangre diluyendo todos los componentes que la forman.

El cuerpo cuenta con sistemas que regulan y mantienen en equilibrio los niveles del agua y de los solutos (sustancias disueltas en ella) en los diferentes compartimentos, pero cuando este equilibrio se rompe se puede producir lo que comúnmente llamamos retención de líquidos. Como consecuencia de esta situación, pueden llegar a formarse edemas, que son un aumento anormal del volumen de líquido intersticial acumulado normalmente en alguna zona concreta como puede ser las piernas. Es un problema que suele darse con mayor frecuencia en las mujeres que en los hombres. Como consecuencia de ello, la báscula refleja un aumento de peso, a veces inexplicable por el tipo de alimentación y hábitos de vida saludable de la persona, que llega a ser preocupante y desalentador, pero que puede combatirse a través de la alimentación.

Síntomas de retención de líquidos:

Los tobillos y los párpados son zonas típicas donde se suele producir esta acumulación de líquido llamada edema. En este caso estaríamos hablando de un edema local. Como características físicas, podemos destacar que la piel aparece estirada o brillante y si se presiona con el dedo sobre la zona, queda una huella blanquecina que va despareciendo poco a poco hasta recuperarse la hinchazón característica.

Estos síntomas son más comunes en épocas de verano debido a las altas temperaturas.

Además del edema local, también puede formarse un edema regional, por ejemplo en una extremidad. . En este caso están muy relacionados con a la posición de las personas durante algunas jornadas laborales como las enfermeras, dependientas o cualquier persona que acostumbre a pasar un gran número de horas de pie. Normalmente, lo que ocurre es que la circulación de retorno de las piernas se dificulta, y aparece este edema en esta zona.

O bien pueden darse edemas generales que afectan a todo el organismo, aunque estos están mayormente relacionados con algunas enfermedades, especialmente de carácter renal o linfático.

Consejos para evitar la retención de líquidos:

Para evitar o reducir la presencia de retención de líquidos, puedes seguir alguno de estos consejos:

  • Frutas y verduras recomendables:

Potencia el consumo de alimentos ricos en potasio, ya que este mineral regula los niveles de agua en el organismo. Estos alimentos son, entre otros, el calabacín, los champiñones, las patatas y las legumbres o frutas como el plátano, la piña o el albaricoque.

  • Ojo con la sal y los ultraprocesados:

Como recomendación general, modera el uso de la sal para sazonar tus platos y evita todos aquellos alimentos ricos en sales como las conservas y enlatados, los precocinados congelados, los alimentos ultraprocesados como bollería, galletas o fritos, patatas fritas, los ahumados, las aceitunas y demás encurtidos, los quesos y embutidos curados, salazones, etc.

  • Recuerda beber agua durante el día:

Recuerda la recomendación diaria de agua, unos 1,5L al día. Esta cantidad te ayudará a mantener un balance hídrico adecuado así como tus funciones bajo control. Si en verano sientes una mayor sensación de sed, o después de hacer deporte necesitas recuperar agua perdida durante el ejercicio, no te preocupes, no te afectará negativamente; tu cuerpo solo está pidiendo aquello que necesitas.

  • Mantén un peso estable y no fluctúes continuamente:

El mantenimiento de tu peso saludable de forma estable te ayudará también a no tener alteraciones con tu agua corporal total y a mantener un buen estado de salud.

  • Lleva a cabo alguna actividad física:

El deporte es bueno en cualquier situación, por lo que también resulta beneficioso en situaciones de retención de líquidos. Mantén una actividad regular y te sentirás mucho mejor.

  •  Utilizar medias elásticas:

Las medias compresoras ejercen presión sobre los vasos sanguíneos mejorando el retorno venoso y reduciendo la sensación de hinchazón en las piernas provocada por los edemas.

Además de estos consejos, acude siempre a un profesional que pueda ayudarte de forma personalizada a reducir la retención de líquidos.

Curso relacionado: Ciclo de FP de Grado Superior en Dietética

Profile picture for user Noemí Ojeda
Noemí Ojeda

Diplomada en Nutrición Humana y Dietética por la Universidad Pablo de Olavide (Sevilla). Master en Profesorado de Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato, Ciclos Formativos e Idiomas por la Universidad de Sevilla. Especialista en Tratamiento dietético del sobrepeso y la obesidad por la Universidad de Barcelona. Profesora del curso de Técnico en Nutrición y Dietética."