Guía de consejos para cuidar nuestro Corazón

Guía de consejos para cuidar nuestro Corazón

Jose Carlos Saz

15-02-2016

En primer lugar me gustaría comentar, que el corazón es el órgano más importante de nuestro cuerpo, se encarga de mover la sangre por todo el organismo, podríamos decir que es el motor que nos permite seguir con vida. Por tal motivo, es primordial cuidar nuestro corazón.

Permite que las sustancias nutritivas lleguen a cada uno de los rincones de nuestro organismo.

Ubicado dentro del tórax entre los dos pulmones, el corazón es un músculo hueco aproximadamente del tamaño de un puño, con un peso de aproximadamente 300 gramos en adultos.

Se cubre con dos membranas delgadas de protección: el epicardio  y el endocardio.

El corazón tiene la forma aproximada de una pirámide invertida con tres lados.

 Desde su base más allá de dos grandes vasos:

- La arteria pulmonar, que conecta el corazón a los pulmones.

- La aorta que conecta al resto del cuerpo: nobles órganos, vísceras, los músculos, los tejidos.

Las enfermedades cardiovasculares son la causa principal de muerte a nivel mundial con 17,3 millones de muertes por año, un número que se espera que aumente a más de 23,6 millones para el año 2030.

Las enfermedades cardiovasculares se cobran más vidas que todos los tipos de cáncer combinados.

En la actualidad, se producen en España más de 125.000 muertes y más de 5 millones de estancias hospitalarias por enfermedades cardiovasculares (ECV) al año.

Por ello, las ECV son la primera causa de muerte y hospitalización en la población española.

En más del 60% de los casos no se controlan adecuadamente los factores de riesgo.

Más de un tercio de los pacientes con infarto agudo de miocardio muere antes de llegar al hospital sin recibir tratamiento eficaz.

Como consecuencia de esta situación, la incidencia y la mortalidad coronarias no han mejorado de forma apreciable en la última década en España.

La mejor forma de mejorar esta situación es potenciar la prevención primaria de la ECV, reequilibrando las actividades de prevención con las de la atención a los sujetos que ya presentan enfermedad (que es a los que se dedica en la actualidad la mayoría de los recursos).

 

¿Cómo cuidar nuestro corazón?

Por lo que considero importante explicaros una guía de consejos para cuidar nuestros corazones y así prevenir enfermedades cardiovasculares.

La prevención es básica, no hemos de esperar a estar enfermos para actuar, siempre debemos cuidar nuestro corazón.

La alimentación y el estilo de vida están muy ligados con el funcionamiento del corazón, por lo que cuidar lo que comemos diariamente ayuda proteger la salud del corazón.

Entre los consejos que existen para cuidar nuestro corazón podemos destacar:

  • Elimina aquellos alimentos que puedan aumentar el peso corporal, especialmente grasas animales, azúcares refinados y productos de repostería (bollería industrial).
  • Reduce los alimentos que contengan grasas saturadas, ya que aumentan el colesterol LDL y, a la par, favorecen la obesidad.
  • Baja los niveles tanto de colesterol alto como de triglicéridos altos. Mantener estos niveles altos es un riesgo para la salud del corazón.
  • Fumar duplica el riesgo de padecer un infarto.

Evita fumar, o deja el tabaco si lo consumes habitualmente. La salud de tu corazón está en juego.

  • Cuida tu peso: es fundamental para no aumentar la presión sobre el corazón, algo que causa el exceso de peso. Control de la Tensión Arterial
  • Practica ejercicio de forma habitual.

 No sólo te ayudará a mantener una buena salud, sino que te ayudará a fortalecer el corazón y a ayudarle a bombear mejor.

  • Mantén una alimentación sana y saludable, rica principalmente en frutas, verduras y hortalizas.
  • Abandona el consumo excesivo de bebidas alcohólicas.
  • Elige siempre alimentos sanos y saludables: alimentos ricos en fibra, potasio o bajos en sodio, como por ejemplo verduras y frutas de bajo contenido calórico.

No te olvides tampoco de aquellos alimentos ricos en antioxidantes.

  • Opta por la dieta mediterránea, ideal para proteger y cuidar nuestro corazón.
  • Realiza ejercicio físico regular de forma moderada, a ser posible diariamente.
  • Evita consumir fiambres y embutidos, mantequilla, patatas fritas o snacks, hamburguesas y congelados de producción industrial, o refrescos.

Según la Asociación Americana del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés) deberíamos:

1.- Lleva una vida activa: Se recomienda realizar 30 o más minutos de actividad física, todos los días de la semana.

Si el objetivo es perder peso, deben practicar 60 minutos diarios de ejercicio.

2.- Evita el consumo o la exposición al tabaco: Fumar está relacionado al cáncer y a trastornos cardiovasculares

3.- Mantén una presión arterial normal, por debajo de 120/80 mm/Hg: 

Los niveles de ésta pueden modificarse con la dietaactividad física y factores psicosociales. Baja la ingesta de sal (ideal por debajo de 1.5 g/día), aumenta el consumo de potasio, reduce las calorías y consume alcohol de forma moderada.

4.- Consume frutas y verduras: 

Se recomienda la ingesta de alimentos como espinacas, zanahorias, fresas, debido a que tiene mayor contenido de micronutrientes

5.- Limita la ingesta de grasas trans y saturadas:

 Los alimentos de origen animal (carne roja y leche de vaca) son los que contienen el mayor número de grasas saturadas; mientras que las trans están presentes en alimentos fritos, preparados y en biscochos industriales.

 La AHA sugiere que el consumo de estos productos esté por debajo del 7% y que el consumo de colesterol no llegue a los 300 mg.

6.- Disminuye el consumo de bebidas azucaradas y alcohol: 

Al reducir la ingesta de estos productos se reduce la cantidad de calorías que entran al organismo.

7.- Incluye pescado y cereales integrales a tu dieta:

La fibra reduce modestamente los niveles de colesterol malo y fomenta la saciedad al producir un vaciado lento del estómago.

 Se recomienda que al menos la mitad de los cereales sean integrales.

El pescado como el salmón, las sardinas o el atún, tiene un alto contenido en ácidos grasos oleico y linoleico, asociados con un menor riesgo de enfermedades cardiovasculares.

8.- Una vida sexual sana: 

La Asociación Americana del Corazón asegura que no existe ninguna razón por la que los pacientes cardiacos o sobrevivientes a un infarto no puedan reanudar una actividad sexual plena en cuanto se sientan listos para hacerlo.

Los especialistas enfatizan que la actividad física en los pacientes cardiacos es importante para lograr una rehabilitación sexual sin mayores problemas.

10.- La práctica deportiva es la mejor herramienta para mantener un corazón saludable: 

 

Finalmente, las recomendaciones de la Asociación Americana del Corazón se enfocan a tomar conciencia del tipo de alimentos que se consumen y el aporte de calorías.

Aunque algunas formas de vida no se pueden cambiar, sí se pueden modificar las conductas posteriores como: pasar menos horas delante del televisor o del ordenador, así como dedicar más horas a caminar o a practicar ejercicio.

 De esto dependerá que nuestra salud cardiovascular sea mejor.

Os animo a seguir estas indicaciones o consejos para cuidar vuestro corazón, como ya sabemos es el motor de nuestra vida, debemos "Aprender a escuchar a nuestro Corazón".

Profile picture for user Jose Carlos Saz
Jose Carlos Saz

Diplomado en Enfermería por la Universidad Autónoma de Barcelona(UAB), Diplomatura de Postgrado en Enfermería Psiquiátrica y Salud Mental en UB, Diplomatura de  Postgrado en Psicogeriatría en UAB , Enfermero Especialista en Salud Mental otorgado por Ministerio de Educación, Profesor de CEAC en el área de Salud.