Guía rápida de primeros auxilios frente a quemaduras
17/12/2018
Jose Carlos Saz

Guía rápida de primeros auxilios frente a quemaduras

Salud

Me gustaría preguntaros ¿Habéis sufrido alguna quemadura de vuestra piel, en algún momento de vuestra vida? , seguro que la mayoría me contestarías que sí que la habéis sufrido, ya sea una quemadura leve cocinando cuando nos salta el aceite o cogemos algo del horno sin protección o peor aún una quemadura grave en un accidente o un incendio.

¿Habéis sabido actuar de forma rápida y eficaz? Y no me refiero a poner la zona afectada por la quemadura debajo del grifo, me refiero a aplicar los primeros auxilios frente a una quemadura.

 

En primer lugar, os quiero explicar a qué nos referimos cuando hablamos de primeros auxilios.

Ante una quemadura, lo primero que debemos saber , es el tipo de quemadura ante la que nos encontramos, valorando su gravedad. Las quemaduras se clasifican como de primero, segundo y tercer y cuarto grado, dependiendo de la profundidad  y con qué severidad penetran la superficie de la piel. La gravedad de una quemadura depende de la profundidad de la misma y de la superficie corporal quemada.

Se clasifican las quemaduras según su profundidad en:

1-Quemaduras de primer grado (superficiales) 
Las quemaduras de primer grado afectan únicamente la epidermis, o capa externa de la piel. El sitio de la quemadura es rojo, doloroso, seco y sin ampollas. No suele haber daño de largo plazo al tejido y generalmente consiste de un aumento o disminución del color de la piel.

2-Quemaduras de segundo grado (espesor parcial) 
Las quemaduras de segundo grado involucran la epidermis y parte de la capa de la dermis de la piel. El sitio de la quemadura se ve rojo, con ampollas y puede estar inflamado y ser doloroso.

3-Quemaduras de tercer grado (espesor total) 
Las quemaduras de tercer grado destruyen la epidermis y dermis y pueden dañar el tejido subcutáneo. La quemadura puede verse blanca o carbonizada

4-Quemaduras de cuarto grado. Las quemaduras de cuarto grado también dañan los huesos, músculos y tendones subyacentes. No hay sensación en el área, ya que las terminales nerviosas han sido destruidas, nuestro tejido está muerto.

 

También se clasifican las quemaduras según las superficie o extensión afectada con la regla de Wallace, también llamada la regla del 9, donde nos clasifica nuestra superficie corporal en secciones a las cuales se les asigna un valor en porcentaje

Parte del cuerpo

%

Subdivisión

Cabeza

9%

3% Cara
3% Cuello
3% Cuero Cabelludo.

Tronco anterior

18%

9% Tórax 
9% Abdomen

Tronco Posterior

18%

9% Dorso 
9% Región lumbosacra (incluye glúteos)

Miembro superior derecho

9%

3% Brazo
3% Antebrazo 
3% Mano

Miembro superior izquierdo

9%

3% Brazo
3% Antebrazo 
3% Mano

Miembro inferior derecho

18%

9% Muslo
6% Pierna 
3% Pie

Miembro inferior izquierdo

18%

9% Muslo
6% Pierna 
3% Pie

Inglés y genitales externos

1%

1% Ingles y genitales externos

TOTAL

100%

100%

 

Por ejemplo, si una persona ha sufrido quemaduras en el muslo derecho y el brazo derecho, hablaremos de que su superficie quemada es de 9+3: 12%, por lo que ha sufrido un 12% de quemaduras del total de su  cuerpo.

 

Ahora que sabemos que debemos de tener en cuenta la profundidad y la extensión de la quemadura para poder realizar unos primeros auxilios correctamente y de forma eficaz, os voy a explicar como actuar.

En el caso de quemaduras leves, debemos enfriar la quemadura, aplicando una compresa o gasa húmeda e incluso colocar la zona afectada bajo el agua corriente fresca, quitaremos los anillos o pulseras de la zona quemada de forma rápida si los hubiera, antes de que se inflame la zona. Una vez se haya enfriado la zona quemada, podemos aplicar una loción hidratante  para las quemaduras, siempre evitando retirar o explotar las ampollas que nos pueden aparecer, ya que nos protegen ante posibles infecciones, seguidamente colocaremos una venda con una gasa estéril (no algodón), sin ejercer presión sobre la piel, para proteger la quemadura y por ultimo podemos tomar un analgésico para el dolor, si es necesario.

 

Ante una quemadura grave, ya sea por su profundidad o por su extensión, debemos utilizar la secuencia PAS de primeros auxilios (Proteger, Avisar, Socorrer).

Nos protegeremos nosotros antes de actuar, para evitar sufrir lesiones, seguidamente avisaríamos al 112 para activar una ambulancia medicalizada y finalmente socorreríamos a la persona afectada por la quemadura grave.

En primer lugar, intentaríamos quitar a la persona de la zona o fuente donde se ha producido la quemadura, asegurándonos que está respirando y tiene pulso, en caso negativo iniciaríamos Reanimación Cardiopulmonar (RCP). Si la persona respira y tiene pulso , deberíamos de retirar cinturones o elementos restrictivos que puedan obstruir la respiración cuando se inflame la quemadura , no retiraremos ropa pegada a la quemadura , ya que corremos el riesgo de arrastrar toda la piel , seguidamente usaremos vendas o un paño limpio fresco y húmedo , no sumergiremos nunca  la quemadura grave en agua porque nos produciría una hipotermia importante, de forma seguida podemos elevar la zona quemada por encima del nivel del corazón y estaríamos alerta a los signos de schock  y parada cardiorrespiratoria. Nunca dejaríamos solo al afectado, esperaríamos la ambulancia junto a él.

Ahora ya podéis actuar ante una persona que sufra una quemadura, ya sea leve o grave, así que os invito a que podáis explicarlo a vuestra familia y amigos, de esta forma, seremos más personas preparadas para aplicar los primeros auxilios ante una quemadura.

 

Curso relacionado: Curso de Auxiliar de enfermería 

 

Guía rápida de primeros auxilios frente a quemaduras
Jose Carlos Saz

Diplomado en Enfermería por la Universidad Autónoma de Barcelona(UAB), Diplomatura de Postgrado en Enfermería Psiquiátrica y Salud Mental en UB, Diplomatura de Postgrado en Psicogeriatría en UAB , Enfermero Especialista en Salud Mental otorgado por Ministerio de Educación, Profesor de CEAC en el área de Salud.