Hiperhidrosis: ¿Sudas demasiado?

CEAC Blog

29-04-2013

 

Ya está empezando a llegar el calor, las temperaturas suben y para muchas personas comienza la pesadilla de cada año. La Hiperhidrosis es, fundamentalmente, un exceso de sudoración que se hace crónico y altera la higiene y comodidad de la persona.

Todos sufrimos las incomodidades del sudor, es algo fisiológico y normal. Como bien sabéis, se trata de un mecanismo termorregulador que se sirve de la evaporación del líquido que vamos sacando para refrescar nuestra piel. Esta reacción de nuestro cuerpo es muy necesaria para la vida diaria, por mucho que nos molesten esos momentos en los que nos ponemos a sudar sin parar, siempre tenemos que recordar que es uno de lo pocos mecanismos que tiene el ser humano para enfriarse.

El problema de verdad llega cuando este sudor excesivo se vuelve crónico, continuo y nos afecta en determinados momentos en los que no sería fisiológicamente necesario (por ejemplo estando en reposo, sentados y sin calor, etc). En este caso estaremos hablando de una Hiperhidrosis clara. Habitualmente este sudor se localiza en las axilas y las manos, pero también es posible que se manifieste en la cara y los pies.

Cuando esta dolencia es muy severa, ya no solo estaríamos hablando de un problema fisiológico, sino que empezaríamos a tratar con problemas sociales y de comunicación. Muchas personas que sufren esta enfermedad acaban desarrollando una cierta ‘fobia social’, tienen la necesidad de secarse las manos antes de saludar, de cambiarse de camiseta 3 y 4 veces al día o evitan salir con los amigos por estos mismos motivos.

Cuando esta hipersudoración supone un problema social, la cosa deriva a algo mucho más serio y se debe intentar buscar soluciones.

Por suerte la Hiperhidrosis tiene solución y, además, es una solución bastante efectiva. Podemos tratar la dolencia con desodorantes fuertes o soluciones de hidróxido de aluminio, pero aún así continuaremos sufriendo la sudoración. Otro de los remedios que están bastante de moda últimamente es la obstrucción de los conductos sudoríparos mediante el llamado ‘Botox’. Pero es la cirugía, sin embargo, el método más efectivo y satisfactorio. Consiste en una cirugía menor ambulatoria (tan solo un par de cortes de un centímetro) en la que se interrumpe la cadena simpática bilateralmente colocando un clipyedra titanio (Clipping), que además tiene la ventaja de ser reversible.

Es una suerte poder contar con un remedio tan efectivo, ya que se calcula que un 98% de los pacientes que se exponen a esta intervención consiguen eliminar la hiperhidrosis de manera inmediata.

Profile picture for user CEAC Blog
CEAC Blog