Homeopatía para animales de compañía

CEAC Blog

14-11-2014

Actualmente la homeopatía es bien conocida entre la mayoría de las personas, pasando de ser una terapia natural que era casi desconocida hasta formar parte de los remedios que se pueden adquirir en farmacias con receta médica o a través del consejo farmacéutico.

Para explicar el modo de actuar o de curar de los medicamentos homeopáticos se debe entender los principios en los que se basa: la homeopatía investiga las causas de la enfermedad con el fin de fortalecer los mecanismos de defensa del paciente y su capacidad de recuperación. Es una medicina reactiva.

A partir de sustancias enteras o parciales que se extraen de plantas, o incluso animales y hasta sustancias inertes como metales, se preparan los productos homeopáticos. Las sustancias elegidas son capaces de provocar determinados síntomas en pacientes sanos si las toman en cantidades significativas, pero siempre que se hace una preparación  homeopática, se pasa a diluir las sustancias (diluir para atenuar los síntomas) y a dinamizarlas (dinamizar para potenciar la energía) hasta que se obtiene un preparado que, al aplicarlo a individuos enfermos,  es capaz de eliminar esos mismos síntomas asociados a las sustancias de origen. Cuanto más diluida está una sustancia, más energía y capacidad de curación contiene.

Pero cuando se quiere utilizar  la homeopatía pata tratar a los animales ¿cómo se procede en la visita veterinaria?

En clínica veterinaria se usan los mismos medicamentos que en medicina humana, adaptando los mismos síntomas de la patogenenesia que se describen para las personas. Pero además de observar los síntomas físicos, es indispensable la entrevista con el dueño o cuidador del animal, para poder tener información de los sentimientos o emociones de la mascota, cómo reacciona ante el medio y los estímulos externos, cómo se relaciona con otros animales o con personas, reacción ante el estrés, etc.

A partir de toda esta información se obtiene una imagen determinada del animal enfermo. Los síntomas recopilados se consultan con el Repertorio (texto que recopila todos los síntomas aparecidos en pacientes humanos). También se consulta  la Materia Médica (texto donde se recogen todos los síntomas relacionados con medicamentos homeopáticos) para contrastar al final toda la información y llegando al punto final que consiste en escoger aquel tratamiento homeopático que sea más similar al estado del paciente.

La homeopatía en veterinaria tiene los mismos objetivos que cuando se aplica en personas,  se fundamenta en dar salud y vigor a los animales, fortaleciendo sus propios sistemas de defensa, de modo que se trata de conseguir que los mismos pacientes sean capaces de curarse por la reacción defensiva de su propio cuerpo frente a la enfermedad. En países como Alemania o Estados Unidos la homeopatía lleva muchos años utilizándose en la clínica veterinaria, observándose también en España un aumento continuo de su empleo y mejor conocimiento entre los profesionales que trabajan en consultas y clínicas veterinarias, habiendo incluso veterinarios que se han especializado para trabajar casi en exclusiva como especialistas en homeopatía veterinaria.

Profile picture for user CEAC Blog
CEAC Blog