Inestabilidad laboral y estrés

CEAC Blog

28-02-2013

La crisis socioeconómica que estamos atravesando en nuestro país ha afectado profundamente el mercado laboral general y, por lo tanto, también el de las profesiones. La percepción de inestabilidad laboral y sus consecuencias para la persona han comenzado a sentirse, produciendo determinados síntomas propios del estrés como dolor de cabeza, espalda, cansancio, sudoración, gastritis, insomnio, aumento del apetito o, por el contrario, pérdida del mismo.

Los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) aumentaron en 2012 según los datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social un 56,3% hasta sumar un total de 33.075 regulaciones, que afectaron a 451.893 trabajadores. Los empleados que se encuentran ante estos procedimientos están sometidos a un "gran estrés" ante las informaciones contradictorias que reciben sobre el futuro de la empresa y la situación de amenaza ante la más que posible pérdida de su puesto de trabajo.

Por otra parte, el riesgo de padecer un problema psíquico es cinco veces mayor en desempleados sin derecho al desempleo que en los activos, mientras que en aquellos con derecho a desempleo la relación con los activos se queda en dos veces mayor.

Además, en el caso de los parados de larga evolución, se observa un rápido deterioro de la salud percibida, tanto física como mental, especialmente entre los 3 y los 6 meses, en base a la pérdida brusca de aportes psicosociales como, por ejemplo, la disponibilidad económica, la seguridad física, las habilidades laborales, la imposibilidad de predecir y planificar el futuro y pérdida de estatus social.

Profile picture for user CEAC Blog
CEAC Blog