Instalando con seguridad una vieja lámpara

CEAC Blog

14-10-2014

Porque todo tiene una segunda oportunidad y porque hay diseños que ya no pueden encontrarse, hoy os mostramos los pasos dados para recuperar cualquier vieja lámpara e instalarla en nuestro hogar con toda la seguridad eléctrica necesaria.

En nuestro caso, hemos partido de un viejo plafón de techo de principios de los años 60, de base metálica y tulipa de cristal. Por supuesto, estos antiguos portalámparas no disponían de conexión a tierra, así que vamos a ver cómo lo solucionamos.

El primer paso será revisar todo el cableado. Ante la más mínima peladura o defecto del plástico exterior, procederemos a sustituir el cable, y conectaremos el nuevo a los casquillos existentes si estos se encuentran en buen estado, o a unos nuevos en caso de estar defectuosos o de que queremos cambiar el modelo de bombilla.

Deberemos tener en cuenta que estas viejas lámparas fueron diseñadas para bombillas incandescentes, con un elevado consumo de watios en relación a su capacidad lumínica y con una elevada dispersión de calor. Las nuevas bombillas que coloquemos, ya sean leds o de bajo consumo, van a tener para más lumenes un consumo muchísimo menor de watios y su emisión de calor va a ser también muchísimo menor que las incandescentes. Por lo tanto, en la instalación del cableado no será necesario dotar de un grosor excesivo al mismo.

1

2

En nuestro caso, solucionados los puntos anteriores, nos hemos encontrado con que la base metálica no disponía de espacio para realizar la conexión al punto de luz mediante una regleta por la parte externa. La alternativa hubiese sido realizar la conexión uniendo los cables con cinta aislante pero hemos preferido realizar la conexión con regleta en la parte  interna.

IMG_20140907_101903

Finalmente, para conectar a tierra nuestra lámpara y evitar cualquier descarga a la hora de  limpiarla o de cambiar una bombilla, conectaremos el cable amarillo/verde procedente del techo, a un saliente metálico de la lámpara. En este caso hemos aprovechado el eje roscado, soporte de la tulipa, y hemos fijado el cable de tierra a él con una tuerca, tal y como se aprecia en la imagen de abajo.

tierra

 

 

Y para terminar, comprobamos que nuestra vieja lámpara luce con todo su esplendor:

IMG_20140907_103813

 

 

Profile picture for user CEAC Blog
CEAC Blog