Internet a dos velocidades

carlosllach

07-05-2014

Está claro que Internet ha sido una auténtica revolución en los últimos 15 años y esas cosas "buenas" que nos ha traído hay quien se empeña en que no lo sean, siguiendo la filosofía de compartir información a lo largo de todo el globo terráqueo. Sabemos que hay gobiernos que ponen cotos más o menos marcados: el caso más flagrante es el de Corea del Norte, el país más "cerrado" del mundo que controla todo lo que se puede ver desde allí; hay otros casos, como el más reciente en Turquía, donde un decreto de su presidente "fastidia" a una parte de su población a no utilizar ciertos canales de comunicación.

Otras veces son las empresas las que tratan de sacar el mayor rédito posible del poder disponer de Internet y de cómo llegar a sus usuarios actuales y futuros. Pues haciendo una mezcla de estas dos cosas, en Estados Unidos están pensando en que haya usuarios de primera y segunda categoría. ¿Será el inicio de la sociedad de clases en Internet?

Sabemos que información es poder y el poder contrastar información en diferentes medios en un corto lapso de tiempo hay gente (o gobiernos) que no están por la labor o no les hace mucha gracia. La noticia reza que la Comisión Federal de Comunicaciones estadounidense quiere revisar la normativa actual para poder realizar esta distinción. Esto ha desatado la polémica y tribunales federales han dictaminado que se están extralimitando en sus funciones, pero es una idea que ya llevan rondando la cabeza de algunas mentes pensantes.

Internet es sinónimo de negocio y por qué no podrían sacarse unos dólares extra al ciudadano para poder usar una mejor comunicación que se diferencie de la "normal" que se ofrece hasta el momento. La FCC dice que no quiere entrar en romper la neutralidad que impera en la red, pero creo que sabe perfectamente que, aunque sea de forma indirecta, sí que lo está haciendo.

Obama al poco de entrar en la presidencia recalcó que Internet era un canal vital -de hecho, a él le vino muy bien para ganar las elecciones- y no podía haber usuarios más privilegiados que otros, de ahí que esta noticia suene un poco chocante. El secreto reside que en la FCC no es un organismo que dependa del gobierno, con lo que podrás pensar que el signo político contrario está urdiendo alguna tela de araña.

No querríamos ni pensar que esto pudiera llegar por aquí. Podemos respirar tranquilos ya que no hace mucho tiempo la Comisión Europea se mostró favorable a que esta neutralidad no se rompiera, cogiendo distancia a esta posibilidad que la FCC propone.

Otra vuelta de tuerca es el acuerdo firmado entre Comcast y Netflix para que este ISP ofrezca a sus abonados un plus de servicios -entre ellos más alta velocidad- a los usuarios que usen Netflix usando sus servicios. O sea, que si eres usuario de Netflix de forma habitual podrías ver una película de forma más lenta que si estuvieras accediendo a esta popular web de cines a través del operador Comcast.

Confíemos en que el sentido común impere y que esto solo sea una maniobra "para ver qué pasa" de este tipo de fundaciones. Si llegara el día en que el acceso y uso de Internet se vea afectado por usuarios de primera y de segunda, querría decir que la humanidad habría dado otro pasito para atrás en su progresión.

Profile picture for user carlosllach
carlosllach