La asténia: una primavera melancólica

CEAC Blog

05-05-2014

Es un trastorno de carácter leve y remite al cabo de pocos días  pero entorpece la calidad de vida de quienes la padecen, es una sensación de fatiga y de debilidad generalizadas que aparece con la llegada del buen tiempo, debido a los cambios en los ciclos de luz y oscuridad que determinan los ritmos biológicos.

Los síntomas que experimentan las personas que lo padecen son varios: tristeza, tono vital bajo, falta de memoria, dolor de cabeza, trastornos del sueño y alteraciones del apetito entre muchos.

 La astenia afecta sobre todo en la franja de edad de los 20 a los 50 años, y generalmente más a las mujeres que a los hombres,  por la influencia de los factores hormonales, (disminución en la producción de endorfinas). Las personas que son más propensas a padecer astenia también, son las que padecen sobrecarga/estrés laboral, problemas emocionales o una dieta desequilibrada.

 A pesar de que la medicina clásica no reconoce este cuadro clínico, es un trastorno fácil de tratar. Para los casos leves de astenia, se aconseja alimentarse bien, complementando nuestra dieta incluso con algún complejo vitamínico, como el calcio, el magnesio o el zinc. Dormir bien, es también otro factor importante para combatir la astenia y sobretodo hacer ejercicio físico de forma regular, sin abusar, para así ayudar al organismo a producir las famosas endorfinas, hormonas que nos ayudan a sentir esa sensación de bienestar tan placentera.

Deja esa sensación de que los días pasan lentamente por el cansancio generalizado y disfruta de una primavera con mucha más energía.

Profile picture for user CEAC Blog
CEAC Blog