Educación musical en niños

La importancia del aprendizaje musical para estimular a los niños

redaccion

09-05-2019

La música es un recurso más que debemos exprimir en la educación infantil. A través

de la música los niños pueden expresarse, dejar aflorar emociones y sentimientos,

aprender vocabulario nuevo, trabajar la escucha activa y un largo etc. En resumen, a

través del aprendizaje musical podemos favorecer el desarrollo cognitivo, afectivo,

motriz e incluso social en los niños.

Hay una frase que me encanta, personalmente, y dice así: “la música es el arte más

directo, entra por el oído y va al corazón”. No podemos obviar la importancia de la

música y creo firmemente que se debe potenciar en la etapa de infantil.


 

¿Qué beneficios aporta el aprendizaje musical en la etapa de infantil?


 

1. Ayuda en el desarrollo de la atención y la concentración.

El estudio musical implica estar atento a la melodía, a los ritmos, a la partitura, etc. Las personas

que han recibido alguna formación musical en la infancia tienen mayores

capacidades de concentración, de atención a los detalles, constancia y

disciplina que el resto, en términos generales. La atención y la concentración

son dos procesos cognitivos básicos para el aprendizaje y por ello es tan

importante que se desarrollen de manera correcta en los niños. Hay muchas

maneras de trabajar ambos aspectos pero la música no deja de ser un recurso

divertido y que llama la atención de los niños.


 

2. Mejora la memoria.

Otro proceso cognitivo importante en el aprendizaje es la

memoria. A través de la música, del aprendizaje de las letras de las canciones,

los juegos que implican memorizar gestos y relacionarlos con palabras

concretas y otras dinámicas o juegos podemos favorecer el desarrollo de la

memoria en los niños. Concretamente se ponen en juego 3 tipos de memoria:

la memoria visual, la memoria muscular y la memoria auditiva. Como siempre

que hacemos propuestas en la etapa de infantil debemos partir de sus

intereses y motivaciones por lo que puede ser muy interesante indagar sobre

los gustos musicales del grupo clase y no limitarnos a trabajar las típicas

canciones infantiles que aunque pueden ser un buen recurso, no deben ser el

único.


 

3. Favorece el pensamiento divergente, es decir, la creatividad.

La música no deja de ser una manera de expresión artística; y arte y creatividad siempre van

de la mano. El estudio de la música potencia la agilidad mental y la búsqueda

de soluciones “diferentes” a problemas de tipo cotidiano.


 

4. Incremento de la autoestima y la seguridad en uno mismo.

Cada vez que una persona adquiere una habilidad, aprende algo que le resulta interesante,

motivante y que además supone un reto, constancia y cierto sacrificio consigue

aumentar su mochila emocional con una mayor seguridad en sí mismo, en sus

capacidades y en aquello que es capaz de hacer por si solo. Todo ello repercute

en una mayor autoestima.


 

5. Posibilidad de poner en práctica habilidades sociales.

Un aprendizaje musical supone constancia, ensayos, trabajo en equipo en ciertos momentos, compartir

la música, ensayos, etc. Todas estas conductas no dejan de ser oportunidades

para poner en práctica diferentes habilidades sociales que ayudarán al niño a

adquirirlas de manera natural y que después podrán poner en marcha en la

adolescencia y el mundo adulto. Las habilidades sociales se aprenden, no

nacemos con ellas y por ese motivo es tan importante tener oportunidades

para socializar y aprende a relacionarse, a convivir y a respetar las reglas del

grupo.


 

6. Desarrollo de habilidades motrices finas y gruesas.

Desde bailar al son de la música hasta tocar un instrumento. Cualquier aprendizaje musical implicará

movimiento en un sentido u otro: control corporal, coordinación oculo-manual,

precisión, tono muscular, posición corporal. Realmente pocos recursos son tan

integrantes como la música para e desarrollo motriz en los niños como es la

música y/o tocar un instrumento musical.


 

7. Desarrollo del ritmo.

Quizás no es un objetivo de los principales en la etapa de primaria pero no por ello deja de ser interesante.


 

8. Terapia anti estrés.

En un mundo dónde ya se han diagnosticado casos de

niños con estrés y/o ansiedad la música es un elemento de ayuda para reducir

estos síntomas. Escuchar música que nos gusta ayuda a que nuestro cerebro

genere endorfinas, la hormona reductora del dolor y que nos proporciona

felicidad. Mientras escuchamos música estamos favoreciendo el desarrollo del

área cerebral encargada de gestionar la motivación, el placer y la recompensa.

La música amansa a las fieras. La música nos estimula. La música nos hace vibrar.

La música nos une y nos hace soñar. Seamos niños o adultos, aprender a tocar

algún instrumento musical o disfrutar simplemente con la música siempre será

positivo para nosotros.

¿Qué opinas? ¡Comparte tu experiencia con nosotros!


 


 


 


 



 

 

 

Profile picture for user redaccion
redaccion

Curso Técnico en Educación Especial

El Curso Técnico de Educación Especial te proporciona los conocimientos necesarios para que seas capaz de detectar, evaluar y prevenir los casos que se presenten a niños con necesidades educativas especiales,...

800 Horas

Videotutoriales

Prácticas Profesionales

Solicitar información

FP de Grado Superior en Educación Infantil

Prepárate para obtener el título oficial de Técnico Superior en Educación Infantil a través de las pruebas libres, con la mejor formación a distancia y de forma flexible.

1.500 Horas

Campus online

Prácticas Profesionales

Solicitar información