La importancia del turismo en España: verdades y mitos

La importancia del turismo en España: verdades y mitos

Francesc Olalla

19-09-2018

Casi 6.000 kilómetros de costa entre la península y los archipiélagos de Canarias y Baleares para los amantes del mar, más de 2.500 km. de media, esquiables durante el invierno, y habilitados para deportes de montaña durante el verano, un clima excelente en verano y con inviernos apacibles, una rica oferta arquitectónica y cultural, una gastronomía que es referente de la cocina internacional por la calidad de sus productos y de sus grandes cocineros, todo esto unido a  una estabilidad social  y económica, hacen de nuestro país uno de los principales destinos del turismo mundial. 

Festivales de cine y teatro como el Festival Internacional de San Sebastián o el Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida, congresos y convenciones como el Mobile World Congress,  ferias multisectoriales  como Alimentaria y  grandes eventos deportivos que cada año se suceden en nuestro país,  son un escaparate que nos abren al mundo y son un efecto llamada para miles de visitantes.

 

 España posee una de las infraestructuras hoteleras más importantes de todo el mundo: la oferta de pernoctaciones es amplísima desde hoteles de todas las categorías, hasta hostales, campings, albergues  y todo tipo de casas y apartamentos turísticos.  

 

Mito y realidad del turismo en España.

Aparentemente, y ante estos breves datos, podemos pensar que estamos ante un sector floreciente y en expansión,  y, realmente,  la importancia del turismo en la economía de este país está fuera de toda duda ya que es uno de los motores de riqueza de nuestra sociedad, pero hay muchos aspectos contradictorios que merecen ser expuestos a debate.  

- Mito 1. Cada año aumenta el número de visitantes de otros países batiendo records de pernoctaciones. Este dato es incuestionable, sin embargo la realidad nos dice que, aunque aumente el número de visitantes, los ingresos procedentes de este turismo no aumentan en la misma proporción. Ello es debido a que una gran parte de este turismo está  constituida por visitantes jóvenes de bajo nivel adquisitivo y que realicen un nimio consumo.

 

- Mito 2.  La masificación del turismo empezó a producirse en España a partir de los años 60 del siglo pasado, por lo que deberíamos tener la experiencia suficiente para estar preparados para convivir con la avalancha de turistas que nos visitan año tras años. Sin embargo, lo cierto es que, especialmente en los últimos años, el turismo está generando una serie de problemas de seguridad e incivismo en algunas zonas de nuestro país que hacen muy difícil la convivencia y que no estamos consiguiendo erradicar.

 

- Mito 3. Se ha considerado que tenemos un turismo fidelizado e incondicional debido a las bonanzas antes descritas. La realidad nos dice que el aumento de turistas que hemos gozado en la última década se debe, no a las inversiones de las Administraciones  y esfuerzos dedicados, sino debido a los problemas de seguridad  y estabilidad  que han sufrido muchos países que hasta ese momento eran nuestra competencia, hablamos de países como Egipto, Túnez y Marruecos  entre otros. 

 

- Mito 4. En los últimos 20 años ha crecido en gran manera el turismo de interior en forma de casas y establecimientos rurales, así como el llamado turismo cultural que pretende dar a conocer la historia y costumbres de nuestro país. Sin embargo, este tipo de turismo no representa un porcentaje significativo respecto al montante total. Es más, en este caso, el perfil del turista que consume esta opción es un turista nacional, el turismo internacional apenas se interesa por esta oferta. 

 

- Mito 5. Algunas zonas de España ha experimentado un gran auge del turismo de lujo que no repara en gastos y parece ser la panacea de los habitantes de estas zonas. La realidad nos dice que lo que representa este tipo de turismo es insignificante en cifras comparándolo con el resto del turismo nacional, a parte que se trata de un turista muy volátil y poco fiel.

 

- Mito 6. España cuenta con una oferta hotelera muy amplia ya que podemos encontrar  acomodamientos para todos los niveles adquisitivos. A pesar de esta gran oferta, se está viviendo un alarmante crecimiento del intrusismo en forma de alquileres de inmuebles que no están ni habilitados ni autorizados para dicha actividad y que están haciendo mucho daño tanto a los profesionales del sector como a los habitantes de las zonas afectadas. 

 

 

Ante este panorama, la conclusión es muy esperanzadora ya que, aunque estamos muy bien posicionados internacionalmente, vemos que todavía hay mucho trabajo por hacer y mucho en qué mejorar. En España hay grandes centros de enseñanza dedicadas al turismo y a la hostelería y hay una amplia oferta de cursos  con lo que la formación de profesionales está asegurada. 

 

Curso relacionado: Gestión de Alojamientos Turísticos 

Profile picture for user Francesc Olalla
Francesc Olalla

Técnico Superior en Restauración. Experto en producto y en producción de cocina transportada. Apasionado por la cocina en todas sus variantes de elaboración y de gestión.