La necesidad de aburrirse

La necesidad de aburrirse

CEAC Blog

11-07-2017

En el post de hoy vamos a hablar sobre un tema un tanto peculiar, lo positivo de no saber qué hacer, la necesidad que deben tener los niños de aburrirse en algunos momentos, de esta manera, podemos fomentar algunos valores y aptitudes que serán importantes para la educación de los niños.

Vemos como algo normal que los niños de hoy en día vayan a la escuela, hagan ballet, futbol, básquet, karate, que toquen el piano, la flauta, la guitarra, que hagan inglés, alemán, que vayan a clases de pintura, a piscina, además de hacer los deberes, jugar en casa o fuera de ella, ver la televisión, navegar por internet o leer. Solo de escribirlo o leerlo ya nos podemos imaginar que esto puede cansar a cualquiera. Si prestamos atención, podemos observar que los niños tienen una verdadera programación, una agenda diaria de tareas para realizar, igual que los adultos. Este hecho dificulta mucho el poder potenciar una gran habilidad: la creatividad.

La creatividad es la capacidad de crear, inventar, innovar, entre otros, es la capacidad de generar ideas alternativas ante situaciones, o de pensar en respuestas para solucionar problemas. El niño creativo explora su entorno, siente curiosidad, busca alternativas, es receptivo con todo lo que le envuelve, y toma iniciativas. Los seres humanos nacemos con esta capacidad, que es necesaria para la adaptación al mundo en el que vivimos. La creatividad es un potencial de gran valor y un recurso útil que conviene estimular desde bebés.

Diversos autores coinciden en identificar al juego como la forma más evidente de expresión en los niños, pues se trata de una producción espontánea del niño y al mismo tiempo una copia de la vida humana en todas sus etapas y en todas sus relaciones. El juego es la mejor manera que tienen los niños para desarrollar la creatividad que a su vez sirve para desarrollar el juego de una manera original.

Crear deseos, ideas y posibilidades infinitas les lleva a aprender, a desarrollarse intelectualmente, al tiempo que les permite expresar sus sentimientos y sus inquietudes. Por eso, es tan importante potenciar la creatividad de los más pequeños, desde que son bebés y seguirla estimulando cuando van creciendo.

Como comentábamos antes, en la actualidad los niños no tienen espacios para desarrollar la creatividad, no hay ningún momento del día que puedan aburrirse y pensar: ¿y ahora qué hago? Es importante que les demos esta opción, que puedan encontrarse en ese punto y que desarrollen la capacidad para adaptarse a todos los momentos y encuentren soluciones a estas situaciones de aburrimiento del que ahora no disponen. Entonces la creatividad y la imaginación serán sus grandes aliados. Estamos de acuerdo que la creatividad y la imaginación aparecen en diversas situaciones, que es cierto que en algunos momentos los niños podrán desarrollar estas habilidades pero la mejor opción es hacerlo cuando ellos lo necesiten y de la manera que quieran. Darles la opción de imaginar sin límites es algo que debe ser parte de la niñez.

¿Qué podemos hacer?

Nosotros, padres y educadores, tenemos en nuestras manos el poder ayudar a que los niños potencien estas habilidades, a que puedan desarrollarlas libremente, sin decirles que es lo que han de hacer o a que han de jugar. Proponemos algunas opciones para potenciar estas habilidades, por ejemplo, podemos:

  • Jugar a inventar, que inventen juegos que se salgan de lo habitual, la imaginación es un gran aliado y la invención es vital. Que ellos mismos decidan el cómo, cuándo y porqué de su nuevo juego, sin ponerles reglas ni límites, evidentemente, teniendo presente la seguridad.

  • Jugar al aire libre para que se interrelacionen con los diversos elementos que se encuentran en el exterior, hacer excursiones y que se encuentren con ellos mismos fuera de sus espacios más cotidianos, les irá muy bien para ser creativos e imaginativos.

  • Buscar variación en lo cotidiano, salirse de lo común y hacer cosas diferentes e innovadoras para ellos. Los elementos más comunes y cotidianos pueden ser el origen de una gran aventura y fantasear con ellos.

  • Imaginar lo imposible, la imaginación es libre y los niños obtienen mucho de ella, es importante que puedan desarrollarla sin tapujos y sin límites.

Así, es importante que los niños tengan esos momentos, que se encuentren en situaciones no programadas y que tengan la oportunidad de potenciar la creatividad. Eso les ayudará en el presente y en el futuro.

¿Qué pensáis vosotros? ¿Creéis que es positivo que los niños puedan aburrirse? ¿Pensáis que esto ha cambiado con los años? 

Curso relacionado: Educación infantil

Profile picture for user CEAC Blog
CEAC Blog