La nueva crisis que se avecina

carlosllach

24-01-2014

Cuando todo fenómeno provoca un boom, tiempo después llega el "chof". De esta forma tan "vulgar", podríamos resumir la noticia que os traemos hoy. Os hablamos del informe que ha presentado la empresa Gartner que afirma que sólo el 0,01% de las aplicaciones para móviles -popularmente llamadas apps- serán rentables hacia 2018.

Ahora mismo estamos, quizás, asistiendo a la burbuja de las apps. Es un sector en crecimiento que, a corto plazo, nos puede dar buenos réditos. Si bien es cierto que esto de apuntarse todos al mismo carro ya está creando duplicidades en muchos tipos de aplicaciones y cuanta más competencia hay en este caso no es algo favorable a los consumidores, puesto que por su bajo precio o por su gratuidad hacen que este factor no sea relevante, y sí el del uso propio de una app concreta.

A partir de casos tan exitosos como Angry Birds o Candy Crush Saga, son muchos los que se han lanzado a conquistar su nicho de mercado en este terreno tan particular. Este estudio ya nos avisa que llegará un momento que todo esto que ahora mismo puede aún resultar algo novedoso, de cara a unos cuatro años vista será algo ya tan habitual que su consumo se reducirá de forma drástica. Se estima que el consumo en dicho año de apps, de pago la mayor parte de ellas, se traduciría en la descarga de un máximo de 500 veces al día.

La cristalización de algunas aplicaciones gratuitas infundiría al usuario a no comprar una de pago porque con la gratuita ya tiene lo que buscaba, cosa que también pasa hoy día. Veremos cómo evoluciona este mercado. Obviamente los menores porcentajes serán para las aplicaciones clásicas que ya tengan un número importante de seguidores, vayan incluyendo funcionalidades y se vayan adaptando a los nuevos dispositivos. En la incógnita quedarán aquellas apps que den otra vuelta de tuerca a este mundillo en constante transformación y adaptación.

En todo caso, a día de hoy, el número de apps en las principales tiendas sigue generando cuantiosos beneficiosos y nada hace sospechar que esto vaya a cambiar... pero lo mismo pasaba con la compra-venta de pisos y se acabó la burbuja inmobiliaria. Acuérdate de la frase "todo lo que sube tiene que bajar" o "cuanto más alto subes, más rápido bajarás después". Al tiempo.

Profile picture for user carlosllach
carlosllach