La profecía del autocumplimento o efecto Pigmalión

La profecía del autocumplimento o efecto Pigmalión

Nancy López Lago

23-10-2015

Como futuro/as educadores es importante conocer en qué consiste el efecto Pigmalión o profecía que se autocumple para poder evitar que este hecho se produzca en nuestra aula. Lo que viene a decir esta teoría es que las expectativas/prejuicios que nosotros tenemos y que sin darnos cuenta nos influyen en el proceso comunicativo tienden a cumplirse. Es decir, que lo que pensamos acerca de algo o de alguien acaba cumpliéndose.

¿Es cierto? ¿Cómo es posible?

Por poner un ejemplo concreto: cuando le decimos a un niño de forma continua que es tímido o que se porta mal, al final acaba por creérselo y acaba haciendo lo que se piensa o espera de él. De modo que las expectativas que tenemos sobre alguien pueden influir directamente sobre su manera de comportarse.

¿Existen evidencias científicas?

¡Sí! En los años 60 Robert Rosenthal realizó un experimento en el que cogieron a un grupo de profesores y les dijeron que después de pasar unos test de inteligencia a todos los niños de la clase, había un grupo reducido que había sacado unas puntuaciones excepcionalmente altas. Aunque en realidad, esos niños habían sacado puntuaciones normales, similares a las de sus compañeros.

Se observó que al final del curso, los resultados de estos niños habían sido muy superiores a la de sus compañeros. Se vio que las expectativas que tenían los profesores en estos niños, había hecho que los tratasen de forma diferencia al resto, reforzando más sus conductas positivas, apoyándoles más en el estudio y haciendo que al final estos niños sobresalieran más que el resto del grupo. Es decir, que las expectativas que tenían de ellos habrían provocado que se les tratase de forma diferente, motivando más, teniendo más en cuenta sus opciones, etc. y esto llevó a estos alumnos a esforzarse más en sus estudios. Provocando así una profecía que se acaba cumpliendo.

¿Qué debemos sacar de esto los educadores?

Debemos ser muy conscientes de las expectativas que tenemos y que ponemos sobre cada uno de los niños que tenemos a nuestro cargo, intentando favorecer profecías positivas, es decir, esperando lo mejor de nuestros niños y de sus capacidades.  

Os dejo un enlace de vídeo de un cuento elaborado por Jorge Bucay en el que se ve claramente todo lo que os acabo de explicar. Se titula el elefante encadenado.

Profile picture for user Nancy López Lago
Nancy López Lago

Psicóloga especialista en Terapia Breve Estratégica y Técnica en Educación Infantil. Apasionada por la docencia, el arte de enseñar y el de aprender cada día. Superarse y ser feliz.