La reforma low cost de una cocina: antes y después

CEAC Blog

20-02-2015

No hay que desmerecer el trabajo de los profesionales albañiles, pintores, fontaneros y demás trabajadores del ramo de la construcción e instalaciones, pero en la entrada de hoy queremos demostrar que, con un poco de habilidad, paciencia, tiempo y ganas, cualquiera puede reformar su propia cocina por muy poco dinero.

El reto que hoy os explicamos consiste en la reforma low cost de la cocina de un apartamento situado en un edificio de apenas 10 años de antigüedad. Una cocina hecha en serie e impersonal, igual a la de todos los apartamentos del edificio, que, aunque nueva y completamente funcional, necesitaba un lavado de cara para adaptarse al gusto de los ocupantes de la vivienda. Estas son las fotos del antes:

cocina antes

 

Nos encontramos ante una cocina alicatada en blanco por las 4 paredes y con una cenefa verde a mitad. Muebles blancos en perfecto estado, encimera de mármol modelo rosa porriño y un fregadero de dos senos demasiado grande para el poco uso que se hacía de él. La primera decisión tomada es mantener los muebles tal cual, puesto que el modelo y color combina con todo y, como ya hemos dicho se encontraban en perfecto estado. La segunda decisión es eliminar el alicatado de las 3 paredes libres de muebles.

Para satisfacción del gremio de fabricantes cerámicos, en este país parece que tanto las cocinas como los baños deban estar inevitablemente ligados a un recubrimiento alicatado, y casi nadie parece pensar que resulta mucho más cómodo y estético enyesar las paredes y pintarlas o recubrirlas de cualquier otro material cuando luego sea necesario. El alicatado es mucho más sencillo de limpiar, sí, pero condiciona la apariencia de la cocina durante décadas ya que resulta mucho más complicado cambiarlo.

En la cocina que nos atañe, era imprescindible eliminar el alicatado de 3 paredes y, tratándose de una reforma casera y con bajo presupuesto, resultaba inviable proceder a su derribo así que la solución partía por enyesar directamente encima del alicatado. Una visita a un almacén de materiales, una capa de imprimación del producto adecuado sobre las baldosas para conseguir el agarre del yeso y paciencia, mucha paciencia para enyesar.

En esta imagen podéis ver el producto usado para tal efecto que se aplica con rodillo como si de una pintura se tratase, y una pared ya recubierta con él, lista para ser enyesada.

cocina imprimacion

El siguiente paso ha sido colocar un friso de madera blanca a media altura para dotar a la cocina de mayor calidez. La colocación de un friso machihembrado y con adhesivo de montaje (las láminas van pegadas directamente a la pared) es sumamente sencilla y en vuestra tienda de bricolaje os lo podrán cortar a la medida deseada. Hay modelos y precios para todos los bolsillos, no se trata de un producto caro y, por contra, consigue dotar a los espacios de mucho encanto y calidez. Se ha pintado con pintura rosa la pared enyesada y el resultado, tras colocar unos pocos muebles antiguos (alacena, mesa y dos sillas) también recuperados, a nosotros, casi nos parece de cuento.

cocina friso alacena friso cocina

Pero todavía quedaba por afrontar la pared alicatada, con la encimera y todos los muebles y electrodomésticos. En esta pared el alicatado que queda a la vista es poco y por cuestiones de practicidad se decidió mantenerlo, eso sí, con pintura especial para baldosas se eliminó la cenefa verde, pintándola de blanco.

Con todo lo explicado hasta aquí, y con apenas 500€ de presupuesto, la cocina había ya ganado mucho pero la encimera de mármol rosa porriño no contribuía a crear el ambiente deseado. Era necesario colocar una encimera blanca y, de paso, eliminar el fregadero de dos senos colocando uno más pequeño; cambio que suponía también un aumento de la superficie de trabajo de la cocina. Y como no tenía ningún sentido eliminar una encimera de mármol para colocar un material de peor calidad, para este cambio no había más remedio que realizar una inversión económica importante; 1800€ para la colocación, por parte de un marmolista, de una encimera de silestone blanca. Con ello, el resultado ha sido el deseado.

Reto conseguido, reforma de cocina por un total de 2300€, en la que el 80% del presupuesto se lo ha llevado la encimera silestone de la cocina.

¿Os ha gustado el cambio?

 encimera silestone blanca cocina low cost

Profile picture for user CEAC Blog
CEAC Blog