Las ciudades europeas vetan al coche contaminante

Las ciudades europeas vetan al coche contaminante

Ricardo Romero

18-05-2017

Acabar con los vehículos de diésel y gasolina se ha convertido en una prioridad para autoridades de diferentes puntos de Europa. En Grecia, por ejemplo, el alcalde de Atenas ha manifestado que su principal objetivo es acabar con la presencia de coches del centro de la ciudad al tiempo que impulsa el uso de vehículos eléctricos y transporte limpio. Un objetivo compartido con las autoridades holandesas, que se han propuesto prohibir la venta de coches que funcionen con esos dos combustibles a partir de 2025. Ahora veremos el por qué y algunos consejos para ayudar.

¿Por qué este veto al coche contaminante?

El estancamiento de este aire pesado ha disparado las alertas del Gobierno y de las autoridades municipales puesto que se están multiplicando los casos de asma o de cáncer de pulmón. Para tratar de paliar los efectos de la contaminación, se han establecido unas restricciones muy duras al tráfico rodado. Los efectos de la contaminación en la salud de los ciudadanos son devastadores y cada año se corroboran con nuevos estudios. Mark Nieuwenhuijsen, jefe del programa de Contaminación Atmosférica de ISGlobal, explica que uno de los grandes problemas de Barcelona es la densidad de los coches, cuatro veces la de Londres. “Esto causa más de 3.000 muertos prematuros al año, problemas cognitivos a los niños, enfermedades respiratorias y cardiovasculares; por esto necesitamos medidas para mejorar el transporte público, los carriles bici, y para ganar espacio público y zonas verdes, por ejemplo con las supermanzanas”, explica Nieuwenhuijsen. En su opinión, la medida es necesaria pero “no es la mejor ni posiblemente la más justa, porque seguramente afecta a la gente que tiene menos dinero”.

¿Qué podemos hacer si tenemos un coche contaminante?

Actualmente la Unión Europea fija unos límites a las emisiones de los motores de combustión interna que se utilizan para el transporte terrestre y que son de obligado cumplimiento en todos los países. Estos límites se van actualizando cada cierto tiempo, rebajando los niveles de emisión permitidos. La actual normativa, conocida como Euro 6, entró en vigor el pasado año y afecta a todos los vehículos que hayan sido homologados desde septiembre de 2014 y a los que comenzaron a salir a la venta desde el pasado 1 de septiembre.

Las familias son las responsables directas del 30% de la energía que se consume en España. Un consumo que se reparte casi a partes iguales entre vivienda y coche. Aunque el vehículo turismo proporciona independencia y libertad de desplazamiento a sus usuarios, conviene observar que supone el 15% de la energía final total consumida en España. Por cada litro de gasóleo y gasolina se emiten al medio ambiente 2,64 y 2,35 kg de CO2 respectivamente, además de emitir gases contaminantes y ocupar en gran medida el espacio en los ámbitos urbanos. Por tanto, para cumplir con los acuerdos del Protocolo de Kioto y lograr los objetivos definidos en las políticas europeas enfocados a mejorar la sostenibilidad en nuestras ciudades, resulta de vital importancia la utilización racional y eficiente del vehículo turismo por parte de sus ciudadanos.

La conducción eficiente consiste en una serie de técnicas de conducción que, unidas a un cambio en la actitud del conductor, dan lugar a un nuevo estilo de conducción acorde a las nuevas tecnologías y sistemas que incorporan los vehículos modernos. Con la conducción eficiente, además de una mejora del confort, un aumento de la seguridad vial y una disminución del tiempo de viaje, conseguiremos una disminución del consumo de carburante y de emisiones contaminantes asociadas, así como una reducción del coste de mantenimiento. Las Instituciones apoyan la conducción eficiente colaborando en la realización de cursos prácticos, impartidos en las distintas Comunidades y Ciudades Autónomas, tanto a conductores particulares de vehículo turismo, como a conductores profesionales de flotas de transporte y profesores de autoescuelas. Un uso eficiente del coche implica también priorizar la utilización del transporte público colectivo y del transporte no motorizado (bicicleta y a pie) para desplazamientos cortos. Además, compartir el coche con otros viajeros mejora la eficiencia energética de nuestros desplazamientos y contribuye a descongestionar el tráfico.

Otros consejos de interés

El aire acondicionado ha de usarse de forma racional, manteniendo la temperatura interior del habitáculo en torno a 24ºC. Recuerde también que para ventilar el habitáculo lo más recomendable es utilizar siempre que sea posible la circulación de aire forzada del vehículo y las ventanillas a bajas velocidades (entornos urbanos). Otros sistemas del vehículo se han de evitar el uso innecesario de accesorios exteriores (baca, cofre aerodinámico), luneta térmica y de las luces de cruce, ya que incrementan el consumo de carburante. En el mantenimiento del vehículo la utilización de aceites sintéticos mejorará las prestaciones del motor, alargando su vida y la del catalizador y reduciendo los contaminantes con un importante ahorro de carburante.

Las evidencias indican que las distintas administraciones deben tomar medidas para reducir progresivamente el tráfico rodado de las ciudades y que se debe prestar especial atención a los vehículos diésel. ¿Te parecen suficientes estas medidas?

Curso relacionado: Electromecánica de Vehículos Automóviles y Mecánica de vehículos Híbridos y Eléctricos.

Profile picture for user Ricardo Romero
Ricardo Romero

Ingeniero Técnico Industrial especializado Electrónica Industrial. Técnico Superior de Electromecánica de Vehículos y técnico Hardware/Software de Sistemas Informáticos.