Las claves del comercio electrónico

Las claves del comercio electrónico

Francesc Xavier Navarro Fortuny

21-10-2015

En el post de hoy vamos a hablar sobre el comercio electrónico, como sabréis es fundamental tener en cuenta una serie de variables a la hora de comercializar nuestros productos por internet, ya que se está convirtiéndose en una de las maneras principales en las que empresas ofrecen sus productos, y los consumidores se hacen con los mismos.

1.- El posicionamiento web

Si pensáis abrir una empresa online o comercializar productos a través de la web es fundamental que tengáis en cuenta el posicionamiento de los mismos en los diferentes buscadores. Normalmente hay expertos en posicionamiento o SEO que te ayudará en aspectos como que en la búsqueda de un determinado producto por parte de un consumidor sea vuestra empresa la que aparezca en primer lugar.

2.- Protección al consumidor

Cuando hablamos de negocio online es fundamental, y recordad esta idea importantísima, debéis tener en cuenta los derechos de los consumidores. Cuando una persona entra en una web y deja sus datos es nuestra obligación y la de todo empresario velar para que esos datos no vean la luz y cualquiera pueda aprovecharse de ellos. No es una cuestión baladí, sino que cualquier persona puede denunciarnos en el caso de que no tengamos cuidado con los datos que voluntariamente nos han aportado. Además, deberemos dejar de manera muy clara en nuestra web cuales son las condiciones, tanto de protección de datos, como de calidad de nuestros productos, dejando clara una política de entrega y devolución. Traemos pues a colación, la política de devolución y de mercancía defectuosa, otra manera de proteger al consumidor es dejar muy clara la misma, ya que si tenemos clientes descontentos acabaremos teniendo malas críticas y con ellas menos ventas.

3.- Tener en cuenta los impuestos

Muchas veces al vender por internet no se da toda la importancia que debería darse a los impuestos. El que más va a afectarnos va a ser el IVA. Debéis tener en cuenta que hay dos tipos de negocios fundamentales online:

  • Negocios Bussiness to Bussiness: son aquellos que se hacen entre empresas, de manera que las empresas no quedan sujetas al mismo porque no se trata de un consumidor final.
  • Negocios Bussiness to Consumer: normalmente si tenemos en mente abrir un negocio por Internet haremos negocio con el consumidor final, y es en este caso cuando debemos preocuparnos del IVA ya que deberemos hacer las liquidaciones correspondientes.

Mucho cuidado con no tener en cuenta los impuestos ya que pueden acarrear sanciones muy importantes que cueste asumir a empresas pequeñas. Os dejo un acceso, sobre la última reforma sobre la fiscalidad en el comercio electrónico.

4.- Gestión de almacenes

Una de las cosas que más debe preocuparnos es la gestión del almacén cuando pensamos en un negocio online. Esto es así, porque tener costes de almacenamiento puede no salirnos a cuenta sin una tienda física en la que apoyarnos. Lo más sensato sería ir pidiendo los productos a la vez que los consumidores, pero esto puede ocasionar un riesgo, los retrasos en la entrega. Así pues, podemos tener alquilado un pequeño almacén con un stock de productos para hacer frente a posibles retrasos en los proveedores. Otra de las cosas a tener en cuenta será el llamado packaging, tratándose de toda una técnica de almacenaje para ahorrar el máximo espacio y no tener que desembolsar grandes cantidades de dinero.

5.- Territorio

Debemos pensar muy bien donde vamos a comercializar nuestros productos, no es lo mismo abrir la ventana a mercados como el de Asia, que al Europeo. En función del territorio que queremos abarcar deberemos adaptar los productos que ofrecemos. Lo mismo ocurre con la edad de los consumidores, el sexo, o la capacidad económica. Adaptarnos al mercado, a los clientes y a sus cambios es una parte fundamental para poder llegar a ser importantes online.

6.-Plazos de entrega

Todo lo que hemos comentado es importante, pero no olvidéis que para el cliente es muy importante que sus productos lleguen de manera rápida y eficaz, sin retrasos y sin incidencias. Si cumplimos con una buena política de entrega, y pactamos con empresas de transporte posibles indemnizaciones por retrasos, seremos más valorados en el mercado.

Como podéis comprobar plantearse abrir una empresa online no requiere tan solo hacer fotos a un producto y ponerle un precio, sino que debemos tener en cuenta todas las variables que se han ido marcando, y cualquier otra que pueda ser importante. Desde los impuestos hasta la satisfacción del cliente final, debemos pensar en todas las implicaciones accesorias que conlleva tratar con clientes a distancia, teniendo en cuenta todas las variables que afectan de la misma manera que a los comercio tradicionales.

Profile picture for user Francesc Xavier Navarro Fortuny
Francesc Xavier Navarro Fortuny

Diplomado en ciencias empresariales, Estudios empresariales por la Universidad de Barcelona. Especialización en funciones de control y gestión financiera y contable.