Laura López Mera, profesora CEAC. "Es importante estar al día, bien formada e ir reciclando aprendizajes."

CEAC Blog

12-06-2012

Hoy os dejamos con una entrevista muy interesante a Laura López Mera, una profesora del equipo docente que nos cuenta el día a día en una escuela infantil, el paso de la teoría a la práctica y cómo está la situación de la educación infantil a día de hoy.

- Dónde trabajas y cuál es tu formación.

Actualmente trabajo como educadora auxiliar en una escuela infantil y como profesora-correctora. 

Mi formación consta de una Licenciatura en Pedagogía, Master en Intervención en dificultades de Aprendizaje y finalizando mis estudios como Técnica en Educación Infantil.  



- ¿Cuál es el equipo del centro donde trabajas?

En el centro educativo infantil donde trabajo, las compañeras suelen tener el título de Maestro en Educación Infantil o el de Técnicas en Educación Infantil. Además, hay chicas con formación complementaria en Psicopedagogía, Psicología y Educación Primaria. 

- ¿Cuáles son tus funciones?

Mis funciones son la atención y cuidados de los niños del grupo clase, donde incluimos alimentación, higiene personal y descanso, ayuda a la tutora de aula en la elaboración de actividades y/o talleres y atención a las familias.

-  Cuéntame un día normal de trabajo.

Un día normal de trabajo para mí empieza a las 8 de la mañana en el centro educativo infantil dónde trabajo. Allí doy la bienvenida a los niños cuando las familias los vienen a dejar en el centro y los atiendo hasta que la tutora empieza su jornada laboral a las 9. De 9 a 11:00, suelo volver a casa y trabajar como profesora-correctora. A media mañana, vuelvo al centro y damos de comer a los niños, hacemos alguna actividad relajante como leer cuentos, hacer masajes, etc. y los ponemos a dormir. En ese rato aprovecho para ordenar el aula, decorarla si es el caso, preparar alguna actividad o realizar cualquier tarea en la que la tutora necesite ayuda. Cuando los niños se despiertan, los preparo para la actividad de la tarde. Hay días que me quedo en el aula de 9 a 11 y realizamos actividades como experimentación, talleres, fiestas tradicionales, etc. A las 15h termina mi jornada laboral y dedico las tardes a estudiar. Es importante estar al día, bien formada e ir reciclando aprendizajes.


- ¿Cuáles son las mayores dificultades del día a día?

Bajo mi punto de vista, lo que considero un poco complicado a veces es el trato con las familias. Esto se debe a que en ocasiones, el estilo educativo familiar dista al de la escuela. Marcar límites es importante, igual que lo es el orientar a padres primerizos intranquilos, etc. Lo que es más importante es lograr espacios de diálogo entre familia y escuela porque, al fin y al cabo, debemos ir todos en la misma línea para no confundir al niño.

- ¿Dista mucho la teoría de la práctica real? Por qué.

En cuanto a teorías, puedo comprender y observar diariamente las que plantearon autores como Piaget, Vygotski, Kolhberg, Wallon, etc. El ritmo de aprendizaje de los niños no es el mismo en todos pero curiosamente, todos pasan por las mismas etapas. En el día a día, te vas dando cuenta de que las teorías que en su día formularon algunos autores, no quedan desfasadas ni son descabelladas.

En cuanto a la práctica, depende mucho de la actitud de la educadora el hecho de que las cosas salgan bien. Una buena disposición personal es muy importante a la hora de trabajar con los niños. Ellos perciben cualquier ápice de cariño, entendimiento y ayuda y te lo devuelven con creces. Es muy gratificante trabajar con ellos pues vas viendo su desarrollo en primera persona y vas creando lazos de confianza que serán la base de su sociabilidad.

- ¿Qué opinas de la situación actual que está viviendo la educación infantil?

Actualmente, el panorama de la Educación Infantil y todo lo que repercute a Educación está bastante deteriorado. Los últimos recortes no dan ninguna esperanza hacia el sector que, unido a la salud, son los pilares básicos de la sociedad del bienestar y que tan poco valorados están de cara a la política. Pienso que se debería invertir mucho más en educación, pues es la base del futuro. Los niños de hoy serán los adultos del mañana. Hay que dejarles el mejor legado posible y darle la importancia que se merece. 

- ¿Cuál sería una posible solución?

Bajo mi punto de vista, la solución a este problema es un cambio de mentalidad a gran escala. Estamos muy mal acostumbrados a la ley del mínimo esfuerzo. Para intentar mejorar, hay que esforzarse y ponerle ganas. Ya lo dicen: "piensa globalmente y actúa localmente".
Hay que fomentar en los niños valores como el cooperar, compartir, la empatía, el esfuerzo, la honestidad, y un sinfín de valores positivos porque son la base de las generaciones futuras.

- ¿Un mensaje para las futuras educadoras?

Quiero enviar un mensaje de esperanza a las futuras educadoras/es. Es importante que, aunque el panorama esté como esté, trabajemos con una actitud positiva y con ganas de mejorar. Los niños no tienen la culpa de los recortes y, por lo tanto, no deben sentir que nos están haciendo una mala jugada desde arriba. Con ilusión y esfuerzo todo es posible. Quién sabe lo que el futuro nos depara.

Profile picture for user CEAC Blog
CEAC Blog