Lesiones oculares

CEAC Blog

12-03-2012

Todos tenemos presentes las lesiones causadas por una contusión a alguna parte del cuerpo, especialmente aquellos golpes que reciben brazos y piernas, en los que sale un buen moratón, y en unos días -o semanas- sanan.

Evidentemente cualquier parte del cuerpo es susceptible a recibir un golpe, pero, por suerte, los ojos no son los más afectados. En el post de hoy hablaremos de las contusiones o traumatismos en los ojos, ya que tienen un proceso de recuperación y un tratamiento distinto a las demás contusiones.

Las causas más comunes de contusiones oculares son la práctica de deporte (golpes por contacto con otros deportistas o balones), empleos en los que los ojos están expuestos a este tipo de lesiones, y en actos violentos.

Normalmente, después del golpe, aparece un hematoma alrededor del ojo, o bien la sangre se filtra directamente en la córnea dejando ver el ojo ensangrentado.

El tratamiento inmediato debe ser la aplicación de frío a nivel local, pero sin presionar, e ir al médico rápidamente (para evaluar que no se haya dañado ninguna parte vital del ojo). Para el dolor se pueden tomar antiinflamatorios, pero evitando que sean esteroideos, ya que pueden favorecer el incremento del sangrado. En caso de tener sangre en el interior del ojo, el médico suele recetar un colirio para ayudar a su reabsorción. Es normal ver borroso durante las primeras horas, incluso los primeros días.

Fotografía: Cristina Ruiz

Profile picture for user CEAC Blog
CEAC Blog