Lo que debes y no debes hacer en una entrevista de trabajo

Lo que debes y no debes hacer en una entrevista de trabajo

Carlos Guillén Burguillos

29-12-2016

Si quieres incrementar tus opciones de éxito, sigue estos consejos sobre la preparación de una entrevista de trabajo:

Información sobre la empresa

Es imprescindible que busques información sobre la empresa que te ha llamado. Entra en su página web e investiga cuándo fue fundada, qué vende, etc. Personalmente, cuando he acudido a una entrevista de trabajo habitualmente lo he hecho como candidato a profesor de algún centro educativo. Cuando me han llamado para una entrevista de trabajo, lo primero que he hecho es consultar el organigrama, el proyecto educativo, los tipos de estudio que imparten y las noticias. Reviso sus cuentas en las redes sociales y reviso en Google Earth el edificio, las instalaciones, etc.

¿Para qué sirve todo esto? Pues es bien sencillo. Durante la entrevista hay que dar la sensación de que nos interesa ese trabajo y que estamos plenamente ilusionados por formar parte de esta organización. Si el entrevistador tiene la sensación que para nosotros es una entrevista más, es probable que te descarte por desinterés.

Información sobre el entrevistador

Si es posible, nos tendríamos que informar sobre el nombre y los apellidos de la persona que nos va a entrevistar. Es probable que tenga una cuenta en las redes sociales, como por ejemplo Twitter, Facebook o Instagram. Puede ser que publique artículos en un blog personal. De aquí podemos extraer mucha información interesante. Por ejemplo, sobre sus tendencias políticas, gustos deportivos, hobbies… ¿Cómo podemos utilizar esta información para no ser muy descarados? Simplemente es bueno saberla por si surge la conversación y se aprovecha para comentar algún tema. Es probable que no utilicemos esta información, pero quién sabe si descubrimos que es un amante de los animales y si surge el tema, podemos posicionarnos en su misma corriente de opinión, sin que se note que hemos estudiado su historial en la red.

Imagen

Otro punto importante a tener en cuenta es la imagen que demos en la entrevista. Hay que cuidar la higiene y dar la sensación de ser una persona limpia. También hay que ir vestido adecuado al puesto de trabajo que aspiramos, sin arreglarnos más de la cuenta.

Puntualidad

Cuántos candidatos llegan sudando a la entrevista o un poco tarde. De entrada, un candidato que no es puntual tiene prácticamente anuladas sus posibilidades de conseguir el trabajo. Personalmente, cuando he tenido una entrevista de trabajo he calculado llegar al menos media hora antes para localizar el lugar, aparcar tranquilamente (si voy en coche) y no pasar nervios. La media hora que acostumbro a tener de margen la empleo en tomar algo en algún lugar cercano.

Necesidades básicas

Parece una broma comentar este aspecto, pero no lo es. Acudir a una entrevista comporta pasar nervios y algunos candidatos entran en la empresa con ganas de ir al lavabo. Es recomendable aprovechar la media hora comentada anteriormente para garantizar que están cubiertas nuestras necesidades básicas para la siguiente hora al menos. Esto incluye tomar algo para no tener la boca reseca.

Dormir bien

Cuando acudimos a una entrevista de trabajo, es importante haber dormido correctamente la noche anterior. Ante nosotros es probable que tengamos un psicólogo, y son expertos para detectar nuestro cansancio, nuestra forma de ser, de estar, etc. con tan solo observarnos.

Ante todo, tranquilidad

A pesar de que nos tengamos que mostrar entusiasmados por el puesto de trabajo al que aspiramos, no podemos denotar nerviosismo descontrolado. Es recomendable mantenerse con un talante tranquilo.

PNL

La programación neurolingüística es una estrategia de comunicación, desarrollo personal y psicoterapia que sirve para manejar correctamente muchos tipos de situaciones, entre ellas las entrevistas de trabajo. Si pasas muchos nervios en estas situaciones y no sabes comunicarte, no logras que capten tu mensaje… te recomiendo que consultes un curso basado en esta técnica.

Actitud

Cuando acudimos a una entrevista de trabajo tenemos que ir convencidos de que es una buena oportunidad para mejorar nuestro futuro, que nos haga ilusión aspirar a ese puesto de trabajo. Si tenemos un largo historial como aspirantes a un puesto de trabajo, lo tenemos que aprovechar como experiencia. No se puede ir desanimado a una entrevista porque sepamos que es difícil entrar o porque pensemos que ya no vamos a conseguir un trabajo. Hay que mostrar una actitud positiva y que se note que tenemos predisposición para hacer todo lo que nos pidan.

Perfil buscado

Analiza profundamente el perfil de candidato que están buscando. Revisa el anuncio en el que buscaban personal y recapacita sobre los requisitos que exigen. Si buscan una persona flexible, sé lo más flexible posible en la entrevista. Si lo que buscan es una persona responsable, demuestra que lo eres con tu actitud, los gestos, la forma de hablar…

Sinceridad

Y, por último, cabe insistir que la sinceridad tiene que ir por delante. Los encargados de selección de personal son buenos analizadores y a menudo se percatan cuando alguien les está diciendo una mentira. No digamos medias verdades y no dudemos, hay que mostrar que somos sinceros y transparentes.

Nuevas tendencias

Puede que en los últimos tiempos hayas visto la obra de teatro “El método Grönholm” o su versión cinematográfica. Su argumento gira alrededor de una entrevista de trabajo un tanto peculiar. ¿Has visto la película? ¿Qué opinas sobre este método de selección de personal? ¿Qué harías tú frente a esta situación?

Profile picture for user Carlos Guillén Burguillos
Carlos Guillén Burguillos

Licenciado en ADE y en Economía. Máster en Educación y TIC. Profesor del área de empresa en varios centros. Impulsor de nuevos negocios. Apasionado del deporte, la música y la lectura.