Los 10 trucos imprescindibles para el bricolaje y mantenimiento del hogar

CEAC Blog

06-02-2015

A veces por desconocimiento y a veces por pensar que las tareas de mantenimiento o actualización del hogar resultan más complicadas de lo que en realidad son, lo cierto es que muchas veces quedan pendientes trabajos o mejoras en nuestro hogar que son bien sencillos de realizar. En esta entrada te informamos sobre los 10 trucos imprescindibles para que cualquier persona pueda realizar con éxito en su hogar esas pequeñas reparaciones o bricolajes que darán un aspecto nuevo a la casa.

1. Pinturas. Debemos saber que hay pinturas para todo y para cualquier superficie. Podemos pintar paredes o muebles con pinturas de pizarra para después escribir con tiza en ellas o con pinturas metálicas para enganchar imanes sobre cualquier tipo de material. También resultan interesantes las pinturas o barnices antideslizantes, para evitar resbalones en duchas o suelos. Basta preguntar al profesional de nuestra tienda de pinturas para que nos dé la solución a nuestras necesidades.

pintura pizarra

2. ¿Necesitamos realmente un taladro y hacer agujeros en la pared? La respuesta, para muchísimos casos, es que no. Es cierto que da pereza coger un taladro y no todo el mundo se atreve a hacerlo, así que es frecuente acumular por cualquier lado de la casa cuadros, estantes y otros objetos cuya posición óptima sería la suspendida de la pared. Para todos estos caso, la solución ideal es utilizar adhesivo de montaje, es decir, pegar el objeto a la pared con este tipo de adhesivo, cuya resistencia oscila entre los 40 y los 160 kg/cm2; más que suficiente para suspender de las paredes cuadros, espejos, colgadores de ropa o estantes que no vayan a soportar un peso excesivo.

3. Para los casos en los que sí necesitemos usar el taladro en la pared, un truco imprescindible antes de realizar el agujero es colocar, con un poco de cinta de carrocero un sobre abierto, debajo del punto a taladrar. De esta forma todo el polvo será recogido dentro del sobre y evitaremos que se acumule en la propia pared, zócalo o el suelo.

sobre antes de taladrar

4. Cables. Nuestra casa está llena de ellos y podemos reducir su impacto visual y mantenerlos ordenados con este sencillo truco: enrollamos el cable en un lápiz de madera y aplicamos aire caliente con el secador durante un poco de tiempo. Dejamos enfriar y retiramos el lápiz. El cable habrá quedado enrollado sobre sí mismo sin que haya mermado su longitud y evitaremos que quede colgando por encima o debajo de los muebles.

cómo enrollar un cable

5. Tiras de luces Led. Con la apariencia de un cable, estas tiras de luces led adhesivas son versátiles, útiles y encima ecónomicas. Las podemos encontrar en diversos colores y las podemos colocar en cualquier lugar ya sea para obtener una iluminación adicional, como para personalizarlo dándole un toque especial y creando un ambiente nuevo. Son ideales para colocar dentro de cajones, armarios, en el fondo de los estantes o en murales para dar un toque divertido a decoraciones infantiles. Sus posibilidades son infinitas y quedan bien en cualquier sitio.

tira de luces led estante con luz led

6. Evitar el deshilachado de cinchas, cordones o cintas. Son útiles como elementos de amarre pero si cortamos una cincha para que no cuelgue es fácil que comience a deshilacharse. Para evitarlo, tras cortarla, siempre en bisel, deberemos aplicar unas gotitas de pegamento de cianocrilato y dejar secar.

7. Cómo extraer tornillos que ya han perdido la cabeza. Pasa más veces de las que nos gustaría, que pretendemos extraer un tornillo y debido al paso del tiempo su cabeza se parte. Para estos casos, la solución es utilizar un kit extractor de tornillos que se puede encontrar en cualquier tienda de bricolaje por unos pocos euros. El modo de proceder es sencillo, se debe realizar un agujero con una broca en el centro del tornillo (del diámetro que especifique el fabricante del kit) y posteriormente introducir en él la punta extractora del kit  y girarlo, con la ayuda de una llave T o giramachos, en sentido contrario de las agujas del reloj.

kit extractor tornillos

8. Sentido de apertura de la puerta del frigorífico. Parece que haya familias que no lo sepan y viven día a día abriendo la puerta de su nevera en el sentido más incómodo posible. Debemos saber que, prácticamente en el 100% de los modelos de frigoríficos existentes en el mercado, es posible cambiar el sentido de apertura de la puerta para que ésta se ajuste a la posición en la que se coloca en la cocina, y no debamos quedarnos atrapados entre la puerta y una pared cada vez que la abrimos. Además, cambiar el sentido de apertura de la puerta es bien sencillo en todos los modelos. Lo habitual es que esté indicado cómo hacerlo en las propias instrucciones del frigorífico, por lo que recomendamos su lectura y, en caso de duda, consultar con el fabricante.

9. El gotelé SÍ puede eliminarse. Se puso de moda hace unas décadas pero hoy en día la imagen que ofrece resulta demasiado obsoleta y decadente. Nada mejor para refrescar una estancia que eliminar su gotelé. Para ello debemos saber el tipo de gotelé con el que está recubierta. Éste puede ser plástico o al temple y para saber cuál es el que cubre nuestra pared bastará rascar un poco del mismo e introducirlo en un vaso de agua. Si se disuelve, se tratará de un gotelé al temple, mientras que si no lo hace, se tratará de un gotelé plástico. Para uno u otro tipo de gotelé existen productos disolventes específicos (ecoestabilizadores) que, aplicados con rodillo sobre la pared, permiten después retirar el gotelé con cierta facilidad usando una rasqueta. Es un trabajo que necesitará un poco de tiempo, pero sin duda el resultado merecerá la pena.

10. Mover muebles pesados. A veces la renovación del hogar se ve frenada ante la imposibilidad de mover muebles pesados de su sitio. Si el mueble tiene patas y está situado sobre una superficie lisa (baldosas o parquet) bastará con colocarle unos calcetines en las patas y al empujarlo se moverá fácilmente. Si, por el contrario está situado sobre una superficie rugosa como una moqueta, una buena solución será colocar debajo de las patas las típicas tapas metálicas de los botes de vidrio. Estas tapas, al ser lisas, resbalarán sobre la moqueta y permitirán desplazar el mueble. Si el mueble no dispone de patas, la mejor solución es ir colocando debajo de él una alfombra o manta, una vez todo el mueble esté sobre ella, al tirar de la manta se podrá desplazar el mueble con muy poco esfuerzo.

Imagenes vía: cabecera  1, 4, 56

 

Profile picture for user CEAC Blog
CEAC Blog