Los contras del 25 aniversario de la Web

carlosllach

14-03-2014

No confundir con Internet, que es algo que tiene muchos años. Esta semana se celebra el 25 aniversario de la World Wide Web, esa idea que a día de hoy ha hecho cambiar muchas cosas (y más que cambiará) y que debemos a Sir Tim Berners-Lee. A partir de esta efeméride, los técnicos del centro de investigación Pew han realizado una encuesta de gran alcance para ver la influencia que ha tenido la Web -en mayúsculas- en los diferentes campos del mundo actual, su impacto y también la reticencia.

Por eso, hoy nos vamos a centrar en aquellas personas que ven la Web como una desventaja, como una rotura de la baraja de lo que era convencional a finales de los años 80. Vamos a plantear un post algo más filosófico para que reflexionemos todos sobre los pros y contras de la Web, de la explosión de Internet, de lo que nos ha cambiado la vida a la mayoría de nosotros.

En ese estudio, se calcula que el 6% de la población ve la web como algo negativo. Como cualquier cosa que se "inventa" tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. Sabemos que el mal uso o el abuso de Internet acarrera malas o fatales consecuencias. Uno de los problemas que se achacan, sobre todo a partir del boom de las redes sociales, es que se ha perdido o debilitado el vínculo con familiares y amigos. Parece ser que estamos más conectados y disponibles que nunca, pero a la hora de la verdad no quedamos tanto como antes, no nos vemos como antes porque era necesario ese contacto físico o presencial para estar al corriente de lo que acontece a la otra persona. Claro está que bien usado es un buen complemento y puede reforzar amistades, incluso algunas ya perdidas; ¿no has oído hablar de alguien que ha quedado con sus antiguos compañeros de EGB? Dejamos abierta esta línea para debatir.

Luego planteamos otro ejercicio: sitúate ahora en 1989, ¿recuerdas más o menos cuál era tu vida cotidiana? ¿Podrías vivir en 2014 de la misma forma? Si te quitaran Internet, tu móvil...¿lo notarías? Este tipo de cuestiones dan para reflexionar. Cuando ya tenemos algo de forma tan interiorizada, luego dejar de tenerla o de depender de ella nos podría traer un auténtico problema. Solo pensar en dejarte el móvil en casa o de quedarte sin batería significa un gran problema para muchas personas. Por otro lado, tenemos a un colectivo que, por edad, no se ha metido de lleno en este mundillo; la gente de mayor edad puede vivir perfectamente sin usar Internet; sigue viendo la TV, lee periódicos, queda en el parque o en el hogar del jubilado con sus amigos...y son felices. Así que lo que hay que plantearse es, ¿podríamos hacer lo mismo nosotros tirando literalmente "a la basura" lo que usamos hoy en día? ¿Seríamos felices sin todo lo que hemos ya puesto en nuestra vida como algo cotidiano y que, a su vez, también nos hace más felices?

Dentro de unos años, veremos que estos bebés nacidos ya como nativos digitales les sonará a chino, o a bastante raro, el tener una vida sin dispositivos móviles, sin Internet. Está bien que desde pequeños ya se les enseñen estas cosas pero no habría que descuidar otros aspectos fundamentales de la educación, para que no sean tecnológicamente tan dependientes. En esta labor tienen una responsabilidad muy grande tanto los padres como los docentes.

Está claro que la evolución de la especie humana se está acelerando respecto a la historia a través de sus diversos siglos, que todo ha ido de forma mucho más lenta. Esta era tecnológica puede significar otro hito en la historia, bien utilizada puede tener un sinfin de posibilidades; mal usada podría ser que tuviéramos un futuro no tan distópico como es la saga Terminator, si las máquinas comienzan a pensar igual nos echarían del planeta para ocuparlo, ¿tiene sentido no? Esperamos vuestras opiniones para estas diferentes líneas de debate que hemos dejado abiertas.

Profile picture for user carlosllach
carlosllach