los mejores maridajes navidad vino

Los mejores vinos para acompañar tus recetas de Navidad

Francesc Olalla

15-12-2019

Cuando aún quedan señales del sol del verano en nuestros cuerpos en forma de pequeños restos de bronceado, ya nos acercamos a final de año y, con ello, a las tan esperadas como entrañables fiestas navideñas.

En estos días, cambiamos nuestros hábitos del quehacer diario: nuestros hijos tienen vacaciones en las escuelas, la mayoría de nosotros también disponemos de unos días festivos, o cuanto menos, podemos disfrutar de los días señalados de las fiestas más importantes. Todo ello, independientemente de la simbología religiosa, con un denominador común, que no es otro, que estar mucho más receptivos a quedar con amigos y con familiares, alrededor de una mesa con los mejores productos que podemos conseguir. 

Pero estos productos, estas elaboraciones, serán mucho mejores si las acompañamos de unos vinos adecuados, convirtiendo estos platos en excelentes. 

 

Los mejores vinos para acompañar nuestras recetas.

El objetivo es conseguir los vinos que mejor mariden con los alimentos que vamos a consumir de manera que se realce su sabor. No obstante, siempre irá por delante el gusto de cada uno de nosotros y lo que a alguien le puede parecer sublime, a otro le puede resultar indiferente, pero, aun así, hay unas normas mínimas que deben seguirse, al menos, para no fallar y defraudar a nuestros comensales. 

Vamos a ver unas consideraciones generales que puedan permitirnos, a partir de ellas, profundizar entre la gran variedad de vinos que existen en el mercado hasta encontrar en que más nos atraiga.

 

  • Entrantes y aperitivos. Elegiremos vinos que no tengan cuerpo. Lo ideal son vinos ligeros y frescos, ya sean blancos o tintos, de manera que no hagan sombra a los platos que se servirán a continuación. Nos abrirán el apetito y prepararán nuestras papilas gustativas para los platos que se servirán a continuación. Embutidos y mariscos serán los acompañantes perfectos para un vino suave y fresco.

 

  • Consomés y sopas.  Sorprenderemos a nuestros invitados si servimos los platos de cuchara con un cava suave y ligero. El cava ya no es patrimonio exclusivo de postres y platos dulces, podemos encontrar un cava joven y delicado, incluso podríamos hablar de un cava rosado de garnacha. La tradicional sopa de galets, tan típica en las cenas de Nochebuena, admitiría el acompañamiento de un tinto joven y afrutado de moderado grado alcohólico, con ciertos toques ahumados.

 

  • Pescados. Rompamos el mito que asocia a los pescados y mariscos los vinos blancos y los tintos para las carnes. Si vamos a servir un besugo o un rape, podemos utilizar perfectamente un vino blanco con cuerpo que haya pasado un tiempo en crianza de roble, mientras que si el pescado elegido es un salmón o algún otro pescado acompañado de una salsa potente, nos decantaríamos por un vino tinto de la variedad Syrah.

 

  • Aves (pularda, capón, pavo…) al horno. Estamos ante, posiblemente, el plato estrella de las navidades de muchos hogares, por lo que el vino escogido no puede desentonar, por lo que nos decantaremos por un tinto crianza que seguro no nos dejará en mala situación.

 

  • Cordero. Otro de los productos que no suelen faltar en las mesas navideñas es el cordero al horno. Plato contundente que precisa de un vino contundente, por lo que recurriremos a un tinto reserva e incluso gran reserva. Aquí los vinos de la D.O. de Toro, los Ribera del Duero y los Rioja adquieren protagonismo.

 

  • Turrón y otros dulces. En estos días, no puede faltar en la sobremesa los turrones y los dulces de Navidad tales como neulas, mazapanes y mantecados. Es muy complicado buscar un vino que pueda maridar con todos los tipos diferentes de turrones que existen en el mercado ya que los sabores pueden ser de lo más dispar que podamos imaginarnos, pero si atendemos al ingrediente principal de estas elaboraciones que el azúcar o la miel entre otros edulcorantes, sin duda debemos decantarnos por vinos dulces para potenciar el sabor. En este caso acudiríamos al tradicional moscatel o si queremos ser algo más sofisticados, podemos elegir un fondillón elaborado con la variedad Monastrell.

 

Lo que está fuera de toda duda, y en este punto seguro que estamos todos de acuerdo, es en que el vino es un elemento que invita a la conversación y a hacer más agradables las veladas en torno a una mesa, aparte de ser un elemento que se presta a ser objeto de regalo entre los comensales.

No olvidemos que las anotaciones que acabo de puntualizar no dejan de ser unas apreciaciones personales, lo suficientemente amplias como para que cada uno pueda escoger el vino que mejor considere dentro del marco mencionado.

La grandeza del vino viene marcada por el hecho de que podemos elegir para cada plato un gran número de vinos diferentes que casarán perfectamente por uno u otro motivo, por lo que invito a cada uno de vosotros a que pruebe y elija el que considere… Seguro que aciertas. 

 

 

Profile picture for user Francesc Olalla
Francesc Olalla

Técnico Superior en Restauración con estudios cursados en la Escuela de Hostelería de Sitges, Joan Ramón Benaprés. Es especialista en restauración de colectividades, habiendo trabajado, entre otras, en dos de las más importantes multinacionales del sector. En Serunión como gerente de restaurante en un complejo de oficinas de Sant Cugat y en Compass Group como director de la cocina central de Madrid, ofreciendo un servicio de más de 8.000 comidas diarias. Actualmente, centra su actividad de restauración en el mundo de la docencia.

Curso Técnico en Enología y Sommelier

en Formación Técnica / Turismo y Hostelería

Existen más de 4000 bodegas, que emplean a miles de personas en diferentes funciones, departamentos y empresas del proceso de producción, desde el cultivo hasta la distribución y venta.

800 Horas

Prácticas Profesionales

Campus online

Solicitar información

FP de Grado Medio en Cocina y Gastronomía

en FP de Grado Medio / Turismo y Hostelería

El ciclo de FP de Grado Medio de Cocina y Gastronomía te proporciona los conocimientos necesarios para que puedas desempeñar con absoluta solvencia las labores de un cocinero profesional.

1.500 Horas

Simulador Virtual

Prácticas Profesionales

Solicitar información