Marcas «objeto de culto»

A menudo, hemos oido mencionar «este producto es objeto de culto». Pero,   ¿Cómo llega a conventirse un producto en obeto de culto? Cuando una marca deja de interesar a la gran masa pasando solo a interesar o atrer a una gran pequeña minoría, se ha convertido en objeto de culto.  Los motivos de la «veneración» a una marca o producto determinado pueden ser varios: distinción, prestigio, etc.

Muchas marcas buscar convertirse en «objeto de culto», y para ello siguen distintas estrategias. A continuación os mostramos algunos ejemplos:

Bvlgari: se ha convertido en una de las marcas preferidas por los sibaritas de todo el mundo. Su estrategia es la creación de modelos exclusivos en edición limitada.

Manolo Blahnik: Los famosos han hecho los zapatos de Manolo Blahnik o ‘Manolos’ tan conocidos. El mundo de la moda es dictado por los artistas y creativos y promovido por las celebridades. Los «Manolos» han sabido aprovechar esta oportunidad.

New Rock: Sus modelos de botas estilo «underground» o gótico crearon tendencia en los años 80. Aprovecharon un nicho de mercado.