Niños, ¿cómo conseguir que coman?

CEAC Blog

28-03-2013

Hace un par de semanas hablábamos de la anorexia infantil. Hay que ver lo que cuesta que los niños muestren interés por los alimentos que más les conviene. Por eso, cada comida es una “lucha” en la que los progenitores y demás afectados terminan exhaustos al intentar que se acaben el plato, la mayoría de las veces con resultados frustrantes.

¿Qué opciones tenemos?

Por ejemplo, no obligarles a comer si no tienen hambre. Es importante averiguar si el motivo de esa desgana o negación es porque es muy activo, está enfermo o quizás se deba a que está preocupado/a por algo.

No usar la comida como recompensa o castigo. No decir: “cómete la verdura o no tendrás postre”. Con esto corremos el riesgo de tener que compensar siempre por algo que no quieran comer y no dejar que aprendan que lo deben hacer porque es algo saludable y esencial para una dieta sana.

Ofréceles una comida variada: frutas, vegetales, leche, carne, queso, cereales, dulces, etc. Para que le resulte más atractiva, podemos servir la carne cortada en tiras o las verduras y frutas en rodajas.

Podemos y debemos fomentar la autonomía y la toma de decisiones desde bien pequeños, por ejemplo, podemos ofrecerles varias opciones de comida para que elija: “¿Brécol o guisantes?”

También podemos animarles a participar en la preparación de la comida, así estarán más dispuestos a probarla.

Por último, es importante prestar atención a lo que les gusta y lo que no. Por lo general, a los niños les gustan las comidas brillantes, llenas de color o crujientes, que no estén muy calientes y que no piquen.

Dicho esto, comentar también que no hay receta mágica puesto que cada niño/a es un mundo, y ahí precisamente está la gracia también :)

No olvidemos jamás una buena dosis de paciencia y afecto, mucho afecto.

 ¡Suerte!

Profile picture for user CEAC Blog
CEAC Blog