Nueve actividades musicales para el aula de educación infantil

Nueve actividades musicales para el aula de educación infantil

Nancy López Lago

22-02-2019

Entre otros beneficios encontramos la mejora de la coordinación, el desarrollo de la motricidad gruesa, socialización entre iguales, trabajo de la expresión verbal y también corporal, mejora de la concentración, desarrollo de la creatividad, aumento de la autoestima, gusto por la música, etc. 

Las propuestas para el aula de educación infantil varían en función de la edad del niño, porque no es lo mismo estar en el aula de lactantes con bebés de 9 meses que estar con un P2, con niños de casi 3 años. Es por ello que debemos adaptar siempre nuestras propuestas a la edad. 

                                                                                                           

1. Canciones de cuna y/o falda con el grupo de 0 a 2 años. A partir de la semana 28 de embarazo un bebé ya es capaz de oír y distinguir la voz de la madre entre otras. La voz que reconoce le causa placer y sobretodo le ayuda a gestionar el estrés y consigue relajarle. Si a esto le añadimos melodía podemos dar al bebé un estímulo agradable y que le ayudará en momentos de tensión. Como educadores del aula de infantil en estas edades podemos introducir la música a través de canciones de cuna. Éstas consisten en canciones con un ritmo sencillo y marcado que se cantan con el bebé sentado en nuestra falda. 

2. Crear provocaciones musicales. Si os gusta la metodología Reggio Emilia seguro que os encantará esta idea. Loris Malaguzzi decía que la mejor manera de provocar aprendizajes es ofreciendo a los niños la posibilidad de desarrollar sus cien lenguajes, entre ellos el musical. No obstante, para la escuela Reggio, la manera de presentar el material es primordial y más que de "actividades" habla de "provocaciones", que para mi es una palabra totalmente descriptiva y evocadora. Se trata de provocar al niño desde un punto de vista positivo, despertando su interés y curiosidad por explorar, tocar, manipular y experimentar con aquellos elementos/objetos que se dejan a su alcance y que están dispuestos de tal manera que incentivan esta curiosidad natural en el niño. 

3. Crear un rincón de música en el aula.  Los niños han de poder disponer en el aula de un rincón cómo este gracias al cual poder expresar su lado más artístico y desarrollar la expresión musical. Esta propuesta es adecuada para cualquier grupo de edad, siempre y cuando se adapte el rincón y los objetos que pondremos en él, a la edad de los niños.  Podéis ver cómo elaborar un rincón de música para vuestra aula en este link. 

4. Realizar juegos musicales. Por ejemplo: el juego de las estatuas que consiste en que cuando la música suena los niños tienen que ir bailando por el aula a su ritmo y cuando la música para todos se tienen que quedar quietos como estatuas. Con este juego los niños además de divertirse desarrollan aspectos como la escucha activa, al autocontrol corporal, ritmo y coordinación. Otro juego muy divertido consiste en imitar sonidos del entorno, como por ejemplo sonidos de animales, de electrodomésticos, jugar con onomatopeyas, etc. 

                                                                                                        

5. Audiciones musicales. Se trata de una propuesta óptima para cualquier edad. Nunca es demasiado pronto ni demasiado tarde para despertar el gusto por la música. Lo importante es ser consciente de que los niños pueden y deben escuchar todo tipo de música, desde música clásica como Vivaldi hasta música rockera como Queen. Si bien es cierto que cada canción despertará emociones diferentes en los niños no debemos limitar la selección a canciones infantiles

6. Elaborar un instrumento musical con material de reciclaje. Con esta actividad trabajamos valores transversales como el cuidado del medio ambiente, el reciclaje, el dar un nuevo uso y valor a cosas desechadas, el no-consumismo y también minimizamos las posibles diferencias económicas entre los compañeros del aula al dar valor a materiales hechos por nosotros mismos con coste reducido. 

7. Crear una banda. Divertido, globalizador. Cada niño puede desarrollar la tarea que más le guste: cantante, guitarrista, tocar las maracas, el triángulo, el tambor, hacer el vestuario, inventarse la letra, montar el decorado, crear el nombre del grupo, etc. 

8. Expresión artística a través de la música. Poner música y ofrecer a los niños lienzos, un gran trozo de papel continuo u otros materiales y dejar que se expresen de forma artística libremente, sin juzgar, ni marcar pautas. Trabajaremos la expresión artística, pero también la emocional y la creatividad. Todo en el mismo pack. 

9. Canciones mimadas o coreografiar una canción. Para niños pequeños haremos uso de las canciones mimadas que son canciones que cantamos mientras que las acompañamos de gestos hechos por nosotros mientras los niños observan. Con niños más grandes podemos preparar coreografías sencillas o más desarrolladas en función de la edad.

 

Y ahora sólo queda… ¡disfrutar llevándolas a cabo! ¿Qué propuesta te ha gustado más? ¿Conoces otras actividades y/o juegos musicales divertidos para hacer con niños ? 

 

curso relacionado: Educación infantil 

Profile picture for user Nancy López Lago
Nancy López Lago

Psicóloga especialista en Terapia Breve Estratégica y Técnica en Educación Infantil. Apasionada por la docencia, el arte de enseñar y el de aprender cada día. Superarse y ser feliz.