Odontología Y Publicidad Engañosa

CEAC Blog

11-02-2015

La boca hace parte de nuestra salud general y no podemos arriesgarnos ante tratamientos odontológicos “low cost”, que son de dudosa calidad.

En tiempos de crisis suena muy bien que los tratamientos odontológicos, que siempre han sido considerados costosos, de un momento a otro, sean de un precio muy asequible, por ejemplo, promociones 2 x 1, precios a menos de la mitad del precio convencional, tratamientos gratuitos, etc.  Todos estos ganchos publicitarios nos deben hacer dudar y pensar muy bien antes someternos a un tratamiento dental.

En nuestro cuerpo debemos exigir  lo mejor,  con materiales, marcas reconocidas, respaldadas por investigaciones avaladas mundialmente, con  la última tecnología y algo muy importante ponerse  en manos de profesionales capacitados para hacerlo, cualificados y que nos generen confianza y profesionalidad, que este presto a solucionar todas las dudas que puedan surgir del tratamiento como de los materiales utilizados.

Para llegar a dar estas promociones dentales, se debe rebajar la baja calidad de los materiales utilizados, que no están testados en estudios y que se desconoce de su durabilidad, biocompatibilidad e idoneidad e  incluso que suponen un riesgo para la salud, también se pierde el trato exclusivo e individualizado que como paciente merecemos, porque es necesario vender en volumen para que sea rentable el negocio, además se diagnostica tratamientos que no necesita el paciente que engordan el presupuesto.

Desconfiemos de tratamientos odontológicos realizados en centros de estética o gimnasios, en especial los blanqueamientos realizados sin supervisión profesional, sin un chequeo dental integral previo y a los precios súper rebajados donde se utilizan medicamentos no autorizados en España que pueden afectar de forma irreversible nuestros dientes.

No quiere decir que entre más costoso sea mejor, pero si debe haber una razonable relación entre la calidad y precio de los tratamientos logrando una buena calidad asistencial en beneficio de los pacientes evitando las malas prácticas que perjudiquen nuestra salud.

Antes de abrir la boca abre los ojos

  • Pide las explicaciones necesarias sobre su tratamiento, tipos de materiales, procedimientos a realizar.
  • Cuídate de los asteriscos en los presupuestos, pide presupuestos claros y sin sorpresas.
  • Si tiene dudas ante un posible caso de intrusismo profesional, contacte sin problema con el Colegio Oficial de Odontólogos.
  • Acude siempre al odontólogo de confianza, si no es así que tengas buenas referencias de personas cercanas.

 

Profile picture for user CEAC Blog
CEAC Blog