Organiza una refrescante sesión de juegos de agua en Educación Infantil

Joan Garcia Santiago

17-06-2015

Es bastante normal que en ciertas horas de esta época del año se haga prácticamente imposible dar clase debido al sofocante calor que acostumbramos a tener los que vivimos en la península. Es por ello, que unos juegos de agua puede ser una más que refrescante solución para la recta final del curso.

Ten en cuenta los siguientes consejos si te decides a llevarlos a cabo en tu escuela:

De carácter organizativo

-          Informa a las familias de las actividades que vas a realizar con la suficiente antelación.

-          Protégelos. Es muy importante que los niños y niñas lleven protección solar, y la mejor opción es pedir a los familiares que vayan a traer al niño a la escuela ese día que le pongan la crema solar en casa antes de salir. Ponerles la crema en clase, antes de iniciar la actividad, es la otra opción, pero recuerda que los dermatólogos recomiendan ponerla entre 20 y 30 minutos antes de la exposición al Sol.

-          También es recomendable que prestemos atención al calzado. El suelo del patio puede volverse resbaladizo al mojarse, así que un buen calzado antideslizante es la mejor opción. También es importante que las chanclas elegidas cojan bien el pie; los niños se desplazaran corriendo, y si el calzado les agarra bien el pie evitaremos caídas innecesarias.

-          Se les puede pedir que traigan de casa una pistola de agua, una jeringa grande o algún objeto con el que poder transportar y tirar agua. Una guerra con estos objetos será el mejor punto y final a la fiesta.

-          No olvides la toalla cuando vayas a… ¡los juegos de agua!

Actividades a realizar

Las actividades a realizar son múltiples y muy variadas, y tu imaginación será tu mejor aliada a la hora de crear una sesión divertida. Básicamente podemos plantear dos maneras de afrontar una sesión con juegos de agua:

-          Una sesión libre, en la que el objetivo principal es pasárselo bien y combatir el calor tirándose agua unos a otros. En este caso lo mejor es colocar varios contenedores llenos agua (cubos, cajas, bidones…) en diferentes lugares del patio, en los que los alumnos podrán recargar sus pistolas o sumergir sus esponjas con facilidad.

-          Una sesión dirigida, en la que además del juego lúdico puedes plantear otros objetivos: motrices, manipulativos... La mejor manera de organizar una sesión dirigida es mediante los rincones o estaciones. Al inicio de la sesión, explicarás a los alumnos los diferentes rincones y, o bien ellos van cambiando de estación libremente, o bien tú irás marcando cuando se realiza un cambio de rincón tras un tiempo determinado. Las actividades pueden ser muy variadas: transportar agua de un contenedor a otro mediante esponjas, comprobar la flotabilidad o no de diferentes objetos, hacer burbujas de jabón, practicar la puntería, pasarse un globo lleno de agua…

La diversión está asegurada. ¡Pasadlo bien!

Foto principal de larkin.family con licencia CC (https://creativecommons.org/licenses/by-nc/2.0/)

Profile picture for user Joan Garcia Santiago
Joan Garcia Santiago

Maestro de educación infantil, especialista en physical education, psychomotricity y nuevas tecnologias. Profesor on-line del curso de Técnico en Educación Infantil de CEAC